Lituania: Guía Práctica

Aquí encontrarás datos básicos que debes conocer antes de tu viaje a Lituania.

Documentación

Al ser parte de la Unión Europea, para los ciudadanos de la UE no hace falta obetenr visado. Vale con Pasaporte o D.N.I.

Sanidad

En Lituania se encuentra una familia de garrapatas conocida como Ixodes Ricinos, que son peligrosas por dos tipos de enfermedades graves que pueden transmitir a los animales y a los seres humanos: la ENCEFALITIS CENTRO-EUROPEA y la ENFERMEDAD DE LYME.

Para esto se recomienda:

  • Informarse sobre las vacunas requeridas antes de visitar Lituania.
  • Tener especial cuidado durante el verano en excursiones en las zonas de campo, por el bosque o en los alrededores de los lagos.
  • Usar pantalones largos y prendas de color claro para facilitar la identificación de los insectos.
  • Usar repelentes para insectos y si las garrapatas se encuentran en la piel extraerlas inmediatamente con una pinza.

La República de Lituania mantiene un sistema de hospitales públicos de calidad. Si viaja provisto de Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) le serán prestados los servicios de atención de urgencias no necesariamente de forma gratuita.

Recuerda viajar siempre con seguro de viaje. Con IATI, especialistas en seguros de viajes, tienes un 5% de descuento por ser nuestro lector.

Dinero

Desde su independencia de la Unión Soviética en 1993, la moneda en circulación era la Litas lituana. Con esa moneda es con la que viajamos nosotros en 2012.

Fue a partir de 2014 cuando Lituania adoptó el Euro y dejó de usarse gradualmente su moneda.

Conducir en Lituania.

SE RECOMIENDA extremar la precaución a quienes viajen en coche u otro tipo de transporte terrestre por Lituania. El mal estado de las calzadas y los adelantamientos en vías de un solo carril son comunes, ya que en ocasiones los conductores utilizan el arcén como un tercer carril.

Los límites de velocidad oscilan entre el máximo de 50 km/h en ciudad, 70 km/h en carreteras convencionales y los 110-130km/h en autovías. La red de autovías/ autopistas en Lituania está en expansión y en la actualidad no es muy amplia. Existen tramos entre Kaunas y Klaipėda y entre Vilnius y Panavezys.

La mayor parte de las carreteras, en gran medida debido también a las duras condiciones climatológicas del invierno, suelen tener el firme en deficiente estado, apenas están iluminadas y las vías principales suelen tener un tráfico denso, especialmente de camiones. El índice de accidentes de tráfico es uno de los más altos de la Unión Europea.

La legislación vial de Lituania es MUY ESTRICTA. Muy especialmente en casos de omisión del deber de socorro, fuga o consumo de alcohol o drogas.

Encuentra tu hotel ideal al mejor precio en Lituania con Agoda.

A tener en cuenta.

La legislación lituana es MUY ESTRICTA en cuestiones de orden público. Existe una muy escasa permisividad por parte de jueces y policías con comportamientos antisociales, escándalos, peleas o demás tipos de alteraciones como gamberradas y delitos menores en ambientes universitarios o festivos.

La legislación lituana es MUY ESTRICTA en lo que se refiere al respeto debido a los símbolos nacionales.

El Código Penal de Lituania castiga con hasta dos años de prisión a aquellos que retiren, rompan, ensucien, quemen o ultrajen la bandera y otros símbolos del Estado de Lituania. La misma pena se impone a quien ridiculice o haga burla pública del Himno Nacional.

Todo cosas de sentido común, que no todos tenemos.

Queda también PROHIBIDO mostrar símbolos o hacer apología de la Unión Soviética, la República Socialista de Lituania y portar emblemas que muestren la hoz y el martillo, el lazo de San Jorge o la Estrella Roja Soviética so pena administrativa.

Encuentra las mejores actividades y tours en Lituania con Civitatis.

Lituania

ENTRADA SIGUIENTE

Breve historia de Lituania

Los primeros pobladores fueron los baltos o aesti, entre cuyas tribus se incluían también los prusianos originales y los letones. Fueron una etnia de origen indoeuropeo única, fuertemente influidas por los germanos, pero también tuvieron lazos comerciales con el Imperio romano. Las primeras referencias conocidas sobre Lituania como nación (Litua) provienen de los anales del monasterio de Quedlinburg, fechados el 19 de febrero de 1009.

El territorio que actualmente corresponde a Lituania se remonta al siglo XIII como Estado medieval. Fue primero un gran ducado independiente. Se considera que la fecha de la constitución del primer Estado lituano fue la coronación oficial de Mindaugas, el 6 de julio de 1253 en Vilna, que unió a los duques lituanos rivales en un único Estado. Durante el siglo XIII el reino fue invadido varias veces por los reyes mongoles de la Horda de Oro. Los mongoles fueron derrotados en 1377 en «Aguas Azules». En 1385 se unió a Polonia tras la coronación como rey de Vladislao II Jogaila.

Encuentra las mejores actividades y tours en Lituania con Civitatis:

En 1401 Vitautas, primo de Jogaila, se proclamó Gran Duque de Lituania y se disolvió la unión de los dos países. Gracias a la cooperación de ambos países, los ejércitos lituano y polaco vencieron a la Orden Teutónica en la batalla de Grunwald en 1410. Fue la mayor batalla en suelo europeo librada en todo el siglo XV.

Más tarde fue de nuevo anexionada a Polonia formando la República de las Dos Naciones en virtud de la unión dinástica de los dos estados en 1569, convirtiéndose así en el país más grande de Europa. Según el sistema de unión de los dos países, Lituania pudo conservar un auto-gobierno. Posteriormente fue incorporada a Rusia en 1795 bajo el reinado de Catalina II de Rusia, tras un proceso de desintegración que duró todo el siglo XVIII (particiones de Polonia).

A finales del siglo XVIII y hasta el comienzo de la Primera Guerra Mundial, Lituania recobró su autonomía, aunque siguió formando parte del Imperio ruso. La represión de los gobernantes rusos contra el pueblo y la cultura lituanas provocó dos grandes revueltas en 1836 y 1863. Tras el Levantamiento de Enero de 1863, fueron prohibidos los libros, periódicos y la enseñanza en general en idioma lituano durante los siguientes 40 años. Con el fin de ejercer un mayor control, las autoridades rusas sustituyeron el alfabeto latino del lituano por el alfabeto cirílico.

Durante la Primera Guerra Mundial, entre 1914 y 1918, Lituania estuvo ocupada por Alemania, declarando otra vez su independencia el 16 de febrero de 1918. Entre 1918 y 1921 libró una guerra contra la recién proclamada República de Polonia, que había intentado anexionarse el Estado Lituano. La guerra se saldó con la pérdida del 20 % del territorio lituano, con la capital Vilna incluida, por lo que la capital se trasladó provisionalmente a Kaunas.

Encuentra tu hotel ideal al mejor precio en Lituania con Agoda.

Lituania

en junio de 1940 las tropas de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) ocuparon el país, y en agosto de ese año Lituania fue anexionada, convirtiéndose en la República Socialista Soviética de Lituania; pero desde 1941 y hasta 1944 la Alemania Nazi expulsó al Ejército Rojo, por lo que una parte de la sociedad lituana percibió a los alemanes como sus libertadores frente al imperialismo bolchevique. Tras la victoria militar del Ejército Rojo y las tropas aliadas, sobre el ejército nazi, Lituania pasó a formar parte de la Unión Soviética, tras haberse acordado en el tratado de Potsdam de 1945.

En 1988 se formó el Movimiento Lituano por la Sąjūdis, que triunfó en las elecciones de 1989 en el Seima lituano, todavía perteneciendo Lituania a la Unión Soviética. En 1990 Vytautas Landsbergis fue elegido presidente, proclamando la independencia de Lituania el 11 de marzo de 1990, apoyado por la llamada Revolución Cantada. Aunque esta independencia no fue reconocida internacionalmente hasta 1991.

SIGUIENTE ENTRADA

Lituania 2012(III): visitamos Kaunas y volvemos a Vilnius

Hoy viajamos hasta Kaunas, la segunda ciudad de Lituania pero con muchísimo encanto.

3 de agosto

A las 13.50 saliamos en bus hacia Kaunas. Tres horas después llegaríamos a la estación de Kaunas. El billete nos cuesta 42.30 Litas (12.25€).

Kaunas

Kaunas se encuentra en la confluencia de los ríos Niemen y Neris; y es la segunda ciudad más poblada del país tras Vilnius y fue la capital durante la primera República de Lituania, entre 1920 y 1939.

La ciudad se funda en 1361 y llegó a ser la ciudad más poblada del voivodato de Trakai durante el Gran Ducado de Lituania. En 1795 los rusos ocupan la ciudad y poco después es atacada por las tropas de Napoleón.

La declaración de independencia de 1918 convierte a Kaunas en la capital provisional de la República de Lituania, ya que Vilnius se encontraba bajo el control de Rusia y posteriormente de Polonia.

Vista de Kaunas desde el alojamiento
Vistas desde el alojamiento.

A finales de la década de 1930 se había convertido en la ciudad más habitada de Lituania pero durante la Segunda Guerra Mundial sufre, primero, la invasión soviética (1940-1941) y, tras un breve levantamiento civil, la ocupación alemana (1941-1944).

El ejército nazi llevó a cabo un holocausto de la población judía con el establecimiento del Gueto de Kovno dejando más de 30.000 muertos. Los soviéticos recuperan la ciudad en 1944 para establecer la República Socialista Soviética de Lituania. Al término de la guerra la capital fue trasladada a Vilnius, ya bajo soberanía lituana.

Desde la estación de bus fuimos dando un paseo hasta el apartamento, a unos 2km. Esta vez elegimos un alquiler turístico, un apartamento bastante elegante que nos costó 49€ la noche.

Encuentra los mejores hoteles al mejor precio en Kaunas con Agoda:

hoteles en Kaunas

Como había llegado un poco enfermo, decidimos descansar un poco. Salimos a por algo para cenar a un supermercado cercano y nos acostamos tempranito.

4 de agosto

Nos levantamos temprano algo mejor de salud y nos vamos a la calle. Después de desayunar nos acercamos a la Laisvės Alėja (avenida de la Libertad), un boulevard peatonal bastante conocido en la ciudad con numerosos comercios y restaurantes. Paseamos hasta llegar a Šv. Arkangelo Mykolo bažnyčia (iglesia de San Miguel Arcángel).

La iglesia de San Miguel Arcángel es una iglesia católica romana construida entre 1891 y 1895 en estilo Neo-Bizantino cuando Kaunas era parte del imperio ruso. En origen fue una iglesia ortodoxa que daba servicio a las tropas rusas destinadas en la ciudad aunque estaba planeada para ser un templo católico romano antes del levantamiento de enero de 1831.

La iglesia estaba integrada en la Fortaleza de Kaunas. Como era habitual en las iglesias militares de la época, la construcción de la catedral de Kaunas fue financiada a partes iguales por el Ministerio Militar y por donaciones de militares.

Šv. Arkangelo Mykolo bažnyčia (iglesia de San Miguel Arcángel)
Šv. Arkangelo Mykolo bažnyčia.

Después de la caída de la Fortaleza de Kaunas durante la Primera Guerra Mundial, los alemanes tomaron las campanas de la iglesia y se las llevaron a Alemania. La iglesia permaneció cerrada hasta 1919.

En el período de entreguerras, la catedral se convirtió en una iglesia católica romana de la guarnición lituana de Kaunas. Durante la época de la Unión Soviética se utilizó como galería de arte y, tras su disolución, se reanudó su actividad eclesiástica católica romana.

Desde aquí nos dirigimos al Žaliakalnio funikulierius (funicular Žaliakalnis), el funicular más antiguo de Lituania construido en 1931. Recorre una distancia de 142 metros hasta la Basílica de la resurrección de Cristo. Rápidamente se convirtió en un medio de transporte muy popular, transportando a unos 5 millones de viajeros entre 1950 y 1970.

Žaliakalnio funikulierius (funicular Žaliakalnis)
Žaliakalnio funikulierius.

Tomamos el funicular, que nos cuesta 1 Lita por persona (0.30€) y subimos hasta Kauno Kristaus prisikėlimo bažnyčia (Basílica de la Resurrección de Cristo), una iglesia monumental católica romana consagrada en 2004.

Tras recuperar Lituania su independencia en 1918, empieza a ganar terreno la idea de de construir una iglesia como santuario nacional y símbolo de gratitud a Dios por la libertad recuperada en la ciudad de Kaunas, entonces capital temporal de Lituania.

En 1922 la ciudad de Kaunas cede el terreno para la construcción y se elige en concurso el diseño del ingeniero Karolis Reisonas y en 1933 se conceden los permisos de construcción.

Kauno Kristaus prisikėlimo bažnyčia (Basílica de la Resurrección de Cristo)

La piedra angular de la iglesia, traída del Monte de los Olivos en Jerusalén, fue solemnemente bendecida y colocada en los cimientos en 1934. La construcción va a buen ritmo hasta que la Unión Soviética ocupa el país, cuando el edificio es confiscado y reconvertido en una fábrica de radios. Entonces se remodela el edificio construyendo tres plantas en las naves laterales y cinco en la nave central. Se retiran las cruces y se demolió la capilla.

En 1990 la República Socialista Soviética de Lituania obliga a ser devuelto el edificio reconstruido a su forma original aunque hacen caso omiso y lo devuelven en un estado lamentable y ruinoso.

Entonces se inicia su reconstrucción con algunos cambios con respecto a los planos originales. Pero el trabajo se ve obstaculizado por la falta de fondos. No es hasta 1997 cuando se aceleran los trabajos gracias a las aportaciones del gobierno lituano.

La iglesia es consagrada en 2004 y en 2005 por fin finalizan las obras.

Kauno Kristaus prisikėlimo bažnyčia (Basílica de la Resurrección de Cristo)

El edificio está verdaderamente curioso aunque no parece una iglesia. Pagamos 8 Litas (2.30€) cada uno para entrar. El interior es muy sencillo y sobrio y se puede subir a la terraza para ver las espectaculares vistas desde el lugar.

Kauno Kristaus prisikėlimo bažnyčia (Basílica de la Resurrección de Cristo)
Kaunas

Bajamos dando un paseo en vez de tomar el funicular y fuimos hasta el edificio del Vytauto Didžiojo Karo Muziejus (Museo de la Guerra Vytautas el Grande).

En el mismo edificio encontramos el Nacionalinis M. K. Čiurlionio dailės muziejus (Museo Nacional de Arte). A parte de los museos, en la plaza delante del museo encontramos el Monumento a la Libertad, instalado en 1928 pero destruido durante el régimen de Stalin. Se volvió a instalar en 1989.

También se encuentra la Tumba del Soldado Desconocido y Kauno kariljonas (Carrillón de Kaunas), con sus 49 campanas tocando desde 1956 llevan a cabo conciertos todos los sábados y domingos a las 16.00.

Kaunas
Tumba del Soldado Desconocido.

Muy crequita se encuentra el Museo del Diablo (Velnių muziejus). Un famoso pintor lituano, figura pública y profesor Antanas Žmuidzinavičius (1876 – 1966) comenzó a reunir esta colección.

El museo contiene una colección de más de 3.000 diablos: creaciones de bellas artes y artes aplicadas, souvenirs y máscaras no solo de Lituania sino de alrededor de 70 países.

Se hacía la hora de comer. Decidimos hacerlo en un sitio que pillaba de camino al casco antiguo llamado Hesburger, una cadena de hamburgueserías finlandesa que está por todo Lituania. Las hamburguesas estaban bastante buenas y era bastante barato.

Después de comer nos acercamos a la ribera del río Niemen. Allí nos encontramos con Nemuno Sala (Isla Nemuno), una isla de unos 1.5 km de largo que estubo sin edificar hasta 1917, cuando el ejército alemán construyó un puerto.

En el periodo de entreguerras funcionó como puerto de invierno y se construyeron instalaciones de recreo. El puerto funcionó hasta 1970. Hoy en día es un precioso parque de recreo en el que se encuentra el Žalgirio Arena, el pabellón deportivo más grande de los países bálticos. Se inauguró el 18 de agosto de 2011 con un encuentro entre las selecciones de baloncesto de Lituania y España.

Como buen basket lover tenía que visitarlo ya que fue donde España ganó el Eurobasket de 2011.

Niemen river
Río Niemen.
Žalgiris Arena
Žalgiris Arena
Kaunas
Basílica de la Resurrección de Cristo desde Nemuno Island.

Salimos de la isla y nos dirigimos al casco antiguo de Kaunas. Paseamos por Vilniaus gatvė (calle Vilnius), la calle más antigua de la ciudad, que es parte del antiguo camino medieval a Vilnius. Aquí encontramos numerosos edificios históricos, construidos por la clase adinerada de la ciudad.

En esta calle encontramos muchos negocios y terrazas donde tomar un buen cervezote lituano… cosa que hicimos.

Vilniaus gatvė
Vilniaus gatvė.

Uno de los edificios más reseñables de la calle es Catedral basílica de San Pedro y San Pablo (Kauno Šv. apaštalų Petro ir Povilo arkikatedra bazilika), una basílica catedral católica romana dedicada a los apóstoles San Pedro y San Pablo.

Se desconoce la fecha exacta en que se construyó la primera iglesia de estilo gótico, pero se menciona por primera vez en fuentes escritas en 1413. Las obras de construcción no concluyeron hasta 1624.

La iglesia sufrió importantes daños en 1655 durante la guerra ruso-polaca pero fue reconstruida en 1671 añadiéndole algunos rasgos renacentistas. Durante un voraz incendio en el tejado en 1732 quedaron destruidas las dos torres y sólo una fue reconstruida.

El aspecto actual del edificio es el resultado de una nueva renovación en 1800. La iglesia fue promovida a la categoría de catedral por el Papa León XIII en 1895 y recibió el título de Basílica en 1926, cuando el Papa Pío XI reorganizó la Diócesis de Samogitia en la Arquidiócesis Metropolitana de Kaunas.

Kauno Šv. apaštalų Petro ir Povilo arkikatedra bazilika

Motiejus Valančius, el obispo de Samogitia, quien también fue historiador y uno de los escritores lituanos más conocidos del siglo XIX, fue enterrado en una cripta de la iglesia en 1875.

En la fachada lateral que da a Vilniaus gatvė se encuentra el mausoleo de Jonas Mačiulis – Maironis, un poeta, profesor y teólogo lituano, considerado uno de los referentes de la literatura lituana de finales del siglo XIX.

Kauno Šv. apaštalų Petro ir Povilo arkikatedra bazilika
Mausoleo de Jonas Mačiulis – Maironis.

Un poco más adelante de la iglesia llegamos a Kauno Rotušės aikštė, la plaza del ayuntamiento. En ella encontramos (lógicamente) el ayuntamiento (Kauno rotušė).

Su construcción del ayuntamiento comenzó en 1542 siendo un edificio de una sola planta con la fachada sin pintar y sótanos abovedados. En el siglo XVI se construyó el primer piso y la torre de ocho pisos al este del edificio.

Para 1638 se construyó en estilo renacentista y, entre 1771 y 1775 el arquitecto J. Matekeris realiza una segunda restauración.

En los siglos siguientes pasó por varias funciones diferentes como iglesia ortodoxa, almacén de municiones o residencia de los zares.

Kauno Rotušės aikštė

Entre 1869 y 1944 funciona como teatro. Tras la Segunda Guerra Mundial se convierte en el archivo municipal.

El edificio se restaura entre 1968 y 1973 con un proyecto del arquitecto Žibarts Simanavičius quedando como ayuntamiento de la ciudad. Actualmente sus funciones son, principalmente las bodas, pero también es el lugar de recibimiento de las autoridades y realizar actos oficiales.

Kauno Rotušės aikštė

En la plaza del ayuntamiento también se encuentra la Iglesia de San Francisco Javier (Kauno šv. Pranciškaus Ksavero (Jėzuitų) bažnyčia).

Fue construida por los jesuitas en 1666 y fue consagrada en 1722. En este mismo lugar, anteriormente construyeron su primera residencia en Kaunas en 1642 y establecieron una capilla en la Casa de Perkūnas en 1643.

Para 1824 el zar entrega el templo a la iglesia ortodoxa pero, un siglo más tarde, vuelve a manos de los jesuitas. Durante la ocupación de la Unión Soviética se reconvierte en escuela técnica y polideportivo. Tras la independencia, en 1989 vuelve una vez más a manos jesuita.

Kauno šv. Pranciškaus Ksavero (Jėzuitų) bažnyčia

Después de un pequeño paseo nocturno por la zona, buscamos un sitio para cenar y nos fuimos a descansar. Mañana último día en Kaunas.

5 de agosto

Nos levantamos a una hora prudente, desayunamos y nos vamos a la calle.

Volvemos a Vilniaus gatvė, calle que recorrerás numerosas veces. Tras tomarnos un café, nos dirigimos al Castillo de Kaunas (Kauno pilis).

Situado en la orilla del río Nemunas cerca de la confluencia del río Neris, en el Parque de la Confluencia. Se cree que fue construido a mediados del siglo XIV en estilo gótico.

Para 1362, el castillo fue sitiado por la Orden Teutónica. En ese momento, los muros del castillo tenían más de 11 metros de altura. En su interior se encontraba una guarnición de unos 400 soldados lituanos comandados por Vaidotas, hijo del duque Kęstutis.

Después de tres semanas, los Caballeros lograron abrir una brecha en los muros del castillo y poco después se tomó el castillo. De los 400 soldados que lo defendían sobrevivieron 36. El domingo de Pascua de 1362, los caballeros celebraron una misa en el castillo para conmemorar su victoria.

Castillo de Kaunas (Kauno pilis)

En 1384, el ejército Lituano sitia el castillo y vuelve a recuperarlo. Después de la batalla de Grunwald, el castillo de Kaunas pierde su importancia militar estratégica y se utiliza como residencia.

Durante el siglo XVI, el castillo fue fortalecido y adaptado a nuevos propósitos defensivos mediante la construcción de un bastión de artillería cerca de la torre redonda.

El castillo fue utilizado como prisión en el siglo XVIII; más tarde, la administración rusa otorga permiso para la construcción de casas en el territorio del castillo, lo que resultó en un daño significativo al castillo mismo.

Castillo de Kaunas (Kauno pilis)

Tras esto, el castillo quedó abandonado durante décadas hasta el año 1960. Entonces se inaugura un museo en la torre redonda pero pronto se traslada debedio al mal estado de ésta.

El castillo se restaura entre 2010 y 2011. Allí se establece una sucursal del Museo de Kaunas. El 14 de julio de 2018 se erigió una nueva escultura “Freedom Warrior” (representa a Vytis) cerca del castillo.

Frente al castillo se encuentra la Iglesia de San Jorge Mártir (Kauno Šv. Jurgio Kankinio (pranciškonų) bažnyčia). Se trata de una iglesia construida en estilo gótico entre 1492 y 1502.

Iglesia de San Jorge Mártir (Kauno Šv. Jurgio Kankinio (pranciškonų) bažnyčia)

La iglesia sufrió graves daños durante las guerras napoleónicas. Durante la ocupación soviética la iglesia se convirtió en un almacén de medicamentos.

Nos volvemos hacia el centro. Tras un bonito paseo y una merecida y exquisita cerveza lituana, entramos Catedral basílica de San Pedro y San Pablo. El día anterior no nos había dado tiempo.

Iglesia de San Jorge Mártir (Kauno Šv. Jurgio Kankinio (pranciškonų) bažnyčia)

Seguimos paseando por el precioso centro histórico de la ciudad. Llegamos hasta Perkūno namas (Casa de Perkūnas). Se trata de uno de los edificios góticos más bonitos de la ciudad. Fue construido en el siglo XV por comerciantes hanseáticos y realmente se desconoce su propósito.

Existe una leyenda sobre una escultura de la deidad Perkūnas encontrada en un muro del edificio, sobre sacerdotisas que cuidaban el fuego eterno; sin embargo, la extensa colección de artefactos encontrados por los investigadores sugiere que se trataba de una oficina comercial que pertenecía a los comerciantes hanseáticos.

Perkūno namas (Casa de Perkūnas).

Perkūnas es una de las deidades más importantes del panteón báltico. En la mitología lituana y letona es el dios del trueno, la lluvia, las montañas, los robles y el cielo.

Actualmente, la Casa de Perkūnas pertenece a la órden de los Jesuitas de Kaunas. La Casa de Perkūnas alberga una exposición de la vida y obra de Adomas Mickevičius, una exposición de arte y una sala de conciertos.

Se puede visitar pagando 3€.

Perkūno namas (Casa de Perkūnas).

Un poco más abajo se encuentra la Iglesia de la Asunción de la Virgen María – Vytautas el Grande (Vytauto Didžiojo bažnyčia). Es el monumento gótico temprano más antiguo de Kaunas. Se desconoce la fecha exacta de su construcción.

Según el historiador jesuita Albert Vijūkas Kojelavičius, Vytautas el Grande construyó esta iglesia en 1400. Poco después los monjes franciscanos de Vilnius comenzaron a custodiarla.

El primer registro de la iglesia se remonta a unos documentos de 1439 y se refieren a una pequeña iglesia de madera. Poco después fue reemplazada por la actual de ladrillo. La torre se construye entre finales de siglo XV y principios del XVI.

Iglesia de la Asunción de la Virgen María - Vytautas el Grande (Vytauto Didžiojo bažnyčia)

La iglesia se salvó de los tres grandes incendios de la ciudad (1603, 1624 y 1668). Pero si fue devastada durante la invasió rusa en 1655. Fue restaurada en 1669.

En 1812, tras la invasión francesa, se convierte en almacén de armas y, tras su marcha, le prenden fuego al edificio. En 1819 es restaurada de nuevo.

Durante la Primera Guerra mundial, el ejército alemán lo utiliza como almacén. Tras su marcha el edificio resulta gravemente dañado de nuevo.

En 1919 es devuelta nuevamente a la iglesia católica y es restaurada nuevamente. El 15 de agosto de 1920 la iglesia fue consagrada por el prelado Aleksandras Jakštas-Dambrauskas.

La iglesia se encuentra en la ribera del río Niemen, así que nos vamos paseando hacia el Parque de la Confluencia (Santakos parkas).

Kaunas

El Parque de la Confluencia (Santakos parkas), es un gran parque de 12 hectáreas en la confluencia de los ríos Nemunas y Neris. Aquí encontramos el Castillo de Kaunas, instalaciones deportivas y hasta un monumento del Papa Juan Pablo II.

Es un lugar perfecto para dar un paseo al atardecer y sentarte en la hierba a descansar un rato. Y hasta pescar.

Kaunas

Tras un merecido descanso nos fuimos de camino a un centro comercial cercano llamado Akropolis. Allí teníamos localizado un local de Čili Pica en el que cenamos tranquilamente.

Aquí dejamos un mapa con los puntos visitados en Kaunas:

Tras la cena a dormir que había que madrugar. Tomamos el bus de vuelta a Vilnius.

Encuentra las mejores actividades y tours en Kaunas con Civitatis:

que hacer en Kaunas

Volvemos a Vilnius

6 de agosto

Último día en tierras lituanas. Temprano tomamos el bus a Vilnius.

Según llegamos a la ciudad nos vamos directamente al hotel, que estaba frente a la Catedral de Vilnius. Esta vez elegimos el Amberton Hotel. Un hotel de 4 estrellas que nos costó 61€ la noche con desayuno, que reservamos en forma de picnic ya que dejábamos el hotel a las 3 de la mañana.

Hoteles en Vilnius

La verdad es que el hotel, para ser un 4 estrellas era bastante cutrillo, aunque tenía buenas vistas.

Catedral de Vilnius
Vistas desde la habitación

Dejamos las cosas y nos vamos ha hacer el último turismo lituano. Un paseo por la calle Pillies que había montado un mercadillo de productos artesanales. Allí compramos algunos recuerdos.

Luego nos vamos de camino a ver una escultura del músico Frank Zappa… única en el mundo…

Frank Zappa Vilnius

Y de aquí bajamos a la Avenida Gedimino, la avenida principal de la ciudad. Una gran calle comercial muy relacionada con el mundo del teatro y con numerosos edificios gubernamentales.

Aquí nos almorzamos unas hamburguesas de una cadena de comida rápida…

En esta calle se encuentra el Teatro Nacional de Arte Dramático de Lituania (Lietuvos nacionalinis dramos teatras).

El teatro se inaugura el 6 de octubre de 1940 representándose la obra “Esperanza” del dramaturgo holandés Herman Heijermans. En ese momento se encontraba en la calle Basanavicius. El teatro se traslada a su emplazamiento actual en 1951.

La escultura Celebración de las musas (Mūzų šventė), del escultor Stanislovas Kuzma, que corona la entrada principal del teatro se ha convertido en el símbolo del Teatro Dramático Nacional de Lituania. Estas figuras representan las musas del Drama (Calliope), la Comedia (Thalia) y la Tragedia (Melpomene).

Celebración de las musas (Mūzų šventė)

En esta calle también se encuentran el Teatro Mažasis (Mažasis teatras) y Academia Lituana de Música y Teatro (Lietuvos muzikos ir teatro akademija).

Esta avenida es un bonito paseo llena de edificios señoriales.

Teatro Mažasis (Mažasis teatras)

Paseando paseando llegamos de nuevo a la calle Pillies. Allí tomamos nuestra última cena en el primer local que descubrimos de Čili Pica y temprano a la cama para madrugar.

Madrugón exagerado. Bajamos a recepción a recoger el desayuno y hacer el check out. Aquí nos pasó algo que nunca habíamos vivido. Entregamos las llaves y el recepcionista nos pasa la cuenta: 210 Lt. El hotel lo teníamos pagado mediante la web en la que lo contratamos. Se lo hacemos saber y nos pide una prueba del pago. Por suerte ya tenía mi primer smartphone y pude enseñarle el correo con el recibo y el recibo del banco.

No se si nos quería estafar o era un novato, pero nos dejó marchar pero teníamos que mandarle los recibos al correo del hotel… nunca lo hicimos.

En la puerta nos pesperaba nuestro transfer al aeropuerto, ya que a esas horas no había transporte público.

Aquí puedes contratar un estupendo servicio de traslado con Civitatis:

Que hacer en Vilnius

Balance del viaje

Que decir de Lituania… Un país que me sorprendió gratamente. Sus espectaculares paisajes, su gastronomía, su cultura y sus amables y simpáticas gentes.

Soy consciente de que 10 días es muy poco tiempo y que nos faltó mucho por ver. Seguro que volveré.

ENTRADA SIGUIENTE

Lituania 2012: desconocida sorpresa

En esta página vamos a describir nuestro viaje a Lituania en forma de diario. Un país que no te dejará indiferente.

Síguenos en Redes Sociales:

Lituania
Iati seguros

Encuentra tu hotel ideal en Lituania al mejor precio en Agoda:

hoteles en Lituania

Encuentra las mejores actividades y tours en Lituania con Civitatis.

Descubre más sobre nuestros viajes a través de nuestros diarios.

Lituania 2012 (II): visitamos Klaipėda y las dunas gigantes de Neringa

En nuestro periplo por tierras Lituanas hoy mudamos el campamento y nos vamos hasta Klaipeda.

Klaipėda es la tercera ciudad más poblada de Lituania y el principal puerto marítimo del país, situado en la costa del mar Báltico.

Como siempre, recomendamos el seguro de viaje de IATI, especialistas en seguros de vieja. Además, por ser nuestro lector, obtendrás un 5% de descuento en la contratación de tu seguro:

Iati seguros

Breve historia de Klaipėda

La ciudad fue fundada en 1252 por la Órden Teutónica. Entonces es llamada Castrum Memele (en alemán Memelburg) y siendo cristianizada toda el área.

La Paz del Mar Melno en 1422 fijó la hermandad entre la provincia de Prusia y Lituania. Memel fue incluida en Prusia y la frontera permaneció inalterada hasta 1919. Fue una de las fronteras más largas sin cambios en Europa.

A comienzos de 1474 Memel fue gobernada por la Ley Culm de las ciudades prusianas.

En 1525, el Ducado de Memel adoptó el luteranismo bajo el reinado de Alberto de Prusia. Fue el comienzo de un largo periodo de prosperidad para la ciudad y el puerto. Ya que el Ducado de Prusia fue un feudo polaco y más tarde parte de la Comunidad de naciones Polaco-Lituana. Esa prosperidad llegó a su final cuando, entre 1629 y 1635, Memel fue atacada y ocupada por Suecia.

Con la creación del Estado unificado alemán en 1871, Memel se convirtió en la ciudad más al noreste de Alemania. Tras el Tratado de Versalles el territorio que rodeaba a Memel fue separado de Alemania y recibió una autonomía bajo ocupación francesa.

En 1923 tropas lituanas bajo el mando del coronel Budrys atacaron la ciudad y los franceses se retiraron.

Laguna de Curlandia

Memel fue reabsorbida por el Reich alemán el 22 de marzo de 1939, tras la anexión de Austria, los Sudetes y Checoslovaquia. En enero de 1945 la ciudad es capturada por el Ejército Rojo y entregada a Lituania.

1 de agosto

A las 11.35 salió el bus desde la estación de Vilnius. Durante el trayecto sucedió algo que me dejo impresionado. En cierto momento por la autopista, adelantamos a un viejo coche que iba remolcado por un seat Ibiza medienta una cuerda normal y corriente, atada al parachoques. Esto en España te pillan y te meten un paquete que te cagas.

Algo menos de 4 horas más tarde llegábamos a la estación de Klaipėda. Desde aquí nos fuimos dando un paseo hasta nuestro hotel, el National Hotel. Un hotel de 4 estrellas muy céntrico y bastante barato.

Encuentra el mejor hotel al mejor precio en Klaipeda con Agoda:

hoteles en Klaipeda

Dejamos las cosas y nos fuimos a dar un paseo por el casco antiguo de la ciudad. La parte central del barrio parece un típico pueblecito alemán. ¿Habremos cambiado de país sin darnos cuenta?

El sitio más céntrico es Teatro Aikštė, la Plaza del Teatro. Esta es la plaza central del casco antiguo de Klaipeda.

En un principio aquí se encontraba parte de los fosos del castillo. Tras ser rellenado en 1819, se abre un mercado en este lugar. Este mercado va evolucionando y creciendo a medida que pasan los años.

El edificio más reseñable de la plaza es (obviamente) es el teatro. Se desconoce el momento de la construcción del primer edificio. Según unos planos de la ciudad del siglo XVIII, aquí se encontraba un edificio de planta cuadrada llamado “Komedijų namais” (Casa de la Comedia). Anteriormente era un edificio militar.

El nuevo auge de la vida teatral en Klaipėda comenzó después de 1818, cuando llegó aquí el alemán Ulbrich. Una empresa de comercio forestal le permitió el uso gratuito de un edificio temporal de madera, donde instaló una sala de 200 asientos y abrió un teatro.

Teatro Aikštė
Teatro Aikštė

A fines del siglo XIX, se completó la construcción de un nuevo teatro. Era de ladrillo de estilo clasicista de dos plantas con buhardilla en el sitio del teatro actual. En 1854 el teatro se quema durante un incendio en la ciudad pero se reconstruye en 1857.

Para 1935 se traslada a Klaipeda el Teatro Šiauliai, una ciudad a 170 km al oeste. Funciona como Teatro Estatal de Klaipeda hasta 1939.

Por desgracia, durante nuestra visita estaba totalmente tapado. Estaban realizando obras de restauración y no pudimos contemplarlo.

Otro elemento reseñable de la plaza es el monumento a Simon Dach. Poeta nacido en 1605 en Klaipeda cuando oficialmente era llamada Memel y pertenecía a Alemania. Se trata de una fuente instalada en 1912 cuya escultura representa a la joven descalza. Es uno de los personajes creado por el poeta.

En 1939 la escultura fue retirada de la plaza y se dice que la idea era sustituirla por una de Adolf Hitler. Para 1989 se vuelve a instalar una réplica de la escultura original.

monumento a Simon Dach

Desde aquí nos fuimos a la ribera del río Danés. Cruzamos el río por el puente Biržos. Hasta el siglo XVIII, el entonces puente de madera, además de para cruzarlo, servía para cobrar tributo a todos los barcos que quisieran pasar elevándolo.

En 1877 se inicia la construcción de un nuveo puente de acero diseñado por el ingeniero Bernstein de Wiesbaden. Fue inaugurado en 1879.

Para 1904 se rediseñó la parte superior para que pudieran circular por el los nuevos tranvías de la ciudad. En dicha reconstrucción el puente fue decorado con dos portales Art Nouveau calados de metal a los que se adosaron farolas.

Destruido durante la Segunda Guerra Mundial, se reconstruyó con el mismo diseño en 1948. La última restauración es de 2007.

Biržos tiltas
Biržos tiltas

La ciudad debía estar en fiestas. En el parque junto al río habían varios puestecillos de comida y artesanía. Allí nos sentamos a tomar unos refrescos y comer kepta duona. Es una especie de tiras de pan frito con queso, que está buenísimo (Receta aquí).

Junto al puente encontramos Arka, un monumento construido por el escultor Arūnas Sakalauskas en 2003. Fue para conmemorar el 85 aniversario de la Ley de Tilsit y el 80 aniversario de la revuelta de Klaipėda.

La columna roja más pequeña está hecha de granito rojo y simboliza Lituania Menor y su herencia cultural. Mientras que la parte gris simboliza la Lituania propiamente dicha. La parte gris en la parte superior parece haberse roto y representa el Óblast de Kaliningrado, actualmente parte de Rusia.

La inscripción de la parte superior que dice: “Esame viena tauta, viena žemė, viena Lietuva” (“Somos una nación, una tierra, una Lituania”) son unas palabras de la escritora lituana Ieva Simonaitytė.

Klaipeda

Desde aquí nos fuimos a descansar un poco pero, de camino, pasamos por un supermercado para comprar algo de cenar. Por 18.84 Litas (5.45€) compramos un montón de cosas.

Tras el descanso dimos un pequeño paseo nocturno pero nos fuimos temprano a la cama que había que madrugar muchísimo. El día siguiente iba a ser duro, muy duro.

2 de agosto

Madrugamos mucho no, muchísimo. Hoy visitamos el istmo de Curlandia, un istmo de arena que separa el mar Báltico de la Laguna de Curlandia. Tiene una longitud de 98 km de los cuales 52 pertenecen a Lituania y el resto al Oblast de Kaliningrado en Rusia.

Según la mitología báltica, el istmo fue formado por una chica muy fuerte llamada Neringa que estaba jugando en la playa.

Laguna de Curlandia
Laguna de Curlandia

Toda la parte lituana pertenece al municipio de Neringa. Hasta la reforma del municipio lituano de 2000, se conocía como la ciudad de Neringa, aunque nunca hubo allí una verdadera “ciudad”. Se convirtió en una ciudad en la Unión Soviética en 1961 al combinar formalmente 4 asentamientos en una unidad administrativa.

A las 7.20 de la mañana estábamos tomando el transbordador de Klaipeda a Smiltynés. El trayecto nos costó 2.90 Litas (0.85€) y tarda unos 20 minutos en cruzar la laguna. Desde aquí nos subimos un bus que nos llevó hasta Nida. El trayecto nos costó 11 Litas (3.20€) y dura algo más de una hora.

Nida es la capital administrativa del municipio de Neringa y es muy conocido como destino turístico y por la colonia de artistas de Nida. Fue un movimiento artístico importante en Prusia Oriental que comenzó alrededor de 1890 y finalizó con el comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

Nida es es el punto más occidental de Lituania y los estados bálticos. Está cerca de la frontera con el enclave ruso del Oblast de Kaliningrado y cuenta con unos 2.300 habitantes.

Nida
Nida

Aquí compramos un snack para el camino y nos fuimos hacia un punto de alquiler de bicicletas que tenía ya fichado. Las bicis nos costaron 30 Litas (8.70€) cada una y podíamos devolverlas en cualquiera de los puntos que tenían a lo largo de todo el istmo.

Con las bicis nos dirigimos al primer punto que queríamos ver, la Parnidžio kopa, la duna Parnidis o la Gran Duna de Nida. Una duna de arena en movimiento de 52 metros de altura y se cree que su nombre, Parnidis, proviene de la frase cuyo significado es “pasó por Nida” porque esta duna arrastrada por el viento ha pasado varias veces por el pueblo de Nida.

Se puede subir a lo alto pero solo por los caminos marcados. Está estrictamente prohibido salirse de éstos para asegurar su conservación.

Parnidžio kopa, la duna Parnidis o la Gran Duna de Nida

Aparcamos las bicis y subimos las escaleras por medio del frondoso bosque que lleva a lo alto y podemos admirar las impresionantes vistas.

Parnidžio kopa, la duna Parnidis o la Gran Duna de Nida

En lo alto de la duna se encuentra Saulės laikrodis, un reloj de sol de granito construido en 1995. En 2011 tuvo que ser restaurado ya que fue destruido durante una tormenta. El reloj de sol es un pilar de piedra de 13,8 metros de altura y un peso de 36 toneladas. Desde el punto de vista astronómico, la duna de Parnidis es un lugar ideal para el reloj de sol en Lituania.

Saulės laikrodis
Saulės laikrodis

Después de admirar las espectaculares vistas nos pusimos en camino, dirección norte, hacia donde se encontraba el ferry, aunque no íbamos a llegar tan lejos. Prácticamente todo el camino lo pudimos hacer a través de carril bici. Es una maravilla ya que no te encuentras con tráfico y no te pones en peligro

La siguiente parada fue Vecekrugo kopa, la duna Vecekrugo a unos 8 km de Nida. Ésta es la duna más alta de todo el istmo de Curlandia con 67 metros de altura y a la que se puede subir también por el camino marcado para admirar las vistas, pero la verdad es que son menos impresionantes que las de la Duna Parnidis.

Vecekrugo kopa
Vecekrugo kopa

Aquí aprovechamos para descansar un poco a la sombrita y comernos lo que habíamos comprado en Nida. Tras el descanso volvimos al camino. Tras kilómetros de un paisaje espectacular combinando bosque y costa, llegamos a la ciudad de Pervalka, a unos 8 km de Vecekrugo kopa.

Pervalka es una (muy) pequeña población de unos 200 habitantes. La mayoría de casas son pequeñas construcciones de pescadores de finales del siglo XIX y principios del XX y la mayoría se encuentran a ambos lados de la calle principal a lo largo de las orillas de la laguna de Curlandia.

La verdad es que el pueblo es encantador. Si un día me toca la lotería, me compro una casita de veraneo aquí.

Pervalka

Aquí compramos en una tiendecilla algo para comer, ligerito para seguir dando a los pedales. Seguimos paseando hasta llegar a la costa del mar Báltico. Concretamente a Juodkrantės bendras paplūdimys, la playa de Juodkrantės, a unos 17 km de Pervalka. Una espectacular playa de arena fina y blanca en la que daba unas ganas tremendas de despelotarse y meterse en el mar, que hacía mucho calor aquel día.

Juodkrantės bendras paplūdimy

Ya desde aquí nos dirigimos a Juodkrantė (literalmente costa negra), un pueblo turístico con unos 700 habitantes. Situado en el territorio de la antigua Prusia, fue durante siglos un pueblo de pescadores llamado Schwarzort, que experimentó un auge turístico a finales del siglo XIX y principios del XX.

Aquí devolvimos las bicis, en el muelle del pueblo y allí mismo nos subimos al bus para ir hasta el ferry. Llegamos al hotel sobre las 7 de la tarde y descansamos un poco antes de ir a por algo de cena.

Klaipeda

El descanso se nos fue un poco de las manos y se nos hizo algo tarde.

Por internet había fichado un sitio para cenar y nos pusimos en camino. Tras caminar largo rato llegamos a la Klaipeda soviética: anchas avenidas y bloques enormes de viviendas. Por ese camino no había nada y la iluminación no daba para mucho. Como no encontrábamos el sitio decidimos darnos la vuelta y buscar algo en el casco antiguo. Con tan mala suerte que se había hecho demasiado tarde y ya no nos dejaron entrar a ningún restaurante (cierran a las 22.00). Así que decidimos comprar algo de comida preparada en un supermercado y comerlo tranquilamente en el hotel.

3 de agosto

Últimas horas en Klaipeda. Dimos un paseo por el casco antigo hasta llegar a las ruinas del castillo, Klaipėdos Pilis. El castillo de Klaipeda también conocido como Memelburg o Castillo de Memel fue construido por los Caballeros Teutónicos . Se desconoce el año de su construcción pero fue mencionado por primera vez en fuentes escritas en 1252 y sufrió numerosas destrucciones y reconstrucciones en los siglos siguientes.

Durante el siglo XIX, habiendo perdido su importancia estratégica, el castillo fue demolido. Se realizaron trabajos arqueológicos en el sitio durante el siglo XX, y en 2002 se estableció un museo debajo de uno de sus baluartes. Actualmente, el castillo está siendo restaurado.

Hay que decir que no nos dio tiempo de visitar el museo.

Klaipėdos Pilis
Restos de la muralla del castillo.

En el muelle se encuentra la escultura más… extraña o perturbadora que recuerdo haber visto: Klaipėdos Juodasis vaiduoklis o el fantasma negro de Klaipeda, una figura fantasmal encapuchada trepa desde el agua, sosteniendo una linterna en su mano.

Tan perturbadora escultura está relacionada con una leyenda que se remonta a 1595 cuando Hans von Heidi, uno de los guardias del castillo de Klaipėda, hacía sus rondas nocturnas cerca del puerto.

De la nada, una figura encapuchada apareció cerca de la orilla del agua. En lugar de atacar al guardia sobresaltado, le preguntó cómo estaban resistiendo los suministros de grano y madera de la ciudad. Von Heidi le informó al fantasma que la ciudad tenía suficientes suministros, pero el fantasma le advirtió que no sería suficiente. En ese momento, la aparición se desvaneció.

En los viejos tiempos, por supuesto, la gente se inclinaba a creer las palabras de fantasmas, brujas, duendes y gigantes. Y así, Hans von Heidi informó obedientemente a sus superiores de su encuentro fantasmal, y la ciudad se dispuso a aumentar sus suministros de madera y grano. Luego siguieron unos años sombríos de hambre y escasez, a los que la gente de Klaipėda solo sobrevivió gracias a la advertencia del fantasma.

En 2010 se instaló la escultura, obra Svajunas Jurkus y Sergejus Plotnikovas y y rinde homenaje al fantasma salvador de la ciudad.

Klaipėdos Juodasis vaiduoklis

Aquí damos por finalizada nuestra visita a Klaipeda y Neringa. Tocaba volver a la estación a tomar el bus a un nuevo destino: Kaunas.

Aquí les dejamos un mapa con los puntos visitados en este viaje:

Encuentra actividades interesantes para hacer en Klaipeda y Neringa con Civitatis:

ENTRADA SIGUIENTE

Lituania 2012 (I): visitamos Vilnius y Trakai

Este año buscábamos un destino “exótico”, un destino poco visitado por españoles y lo conseguimos. Viajamos a Lituania, empezando por su capital: Vilnius.

29 de Julio

Para ello tuvimos que ir a Málaga, donde tomamos un vuelo con Ryan Air hasta Barcelona.

Despegamos puntuales a las 8.50 de la mañana. En algo menos de 2 horas ya estábamos en el aeropuerto del Prat. Paseo por aquí, bocata por allá y cambio de moneda por otro lado. A las 16.30 despegábamos rumbo de Vilnius, la capital de Lituania.

Iati seguros

Cabe reseñar que hasta 2015 funcionó su moneda nacional: el Litas. Fue a partir de ahí que empezó a circular el Euro.

A las 21.05 aterrizábamos en Vilnius. Salimos del aeropuerto y tomamos el tren hasta la estación central. Desde aquí nos separaban unos 10 minutos hasta el hotel.

Elegimos el Europa Royale Vilnius, un hotel bastante céntrico de 4 estrellas que nos costó 66€ la noche con desayuno.

Encuentra el mejor hotel al mejor precio en Vilnius con Agoda.

hoteles en Vilna

Cenamos algo en una pizzeria cercana: Charlie Pizza, que es una cadena, y nos fuimos a descansar para madrugar.

30 de Julio

Madrugamos, desayunamos y nos fuimos a conocer la ciudad. De momento llueve a ratos.

Muy cerca del hotel, de camino al centro, llegamos primero a la Plaza del Ayuntamiento (Rotušės aikštė). En ella encontramos (lógicamente) el edificio del ayuntamiento (Vilniaus rotušė). El ayuntamiento de Vilnius se mencionó por primera vez en 1432. Inicialmente era un edificio de estilo gótico y desde entonces ha sido reconstruido muchas veces.

El edificio actual data de 1799. Está construido en estilo Neoclásico según planos del arquitecto lituano Laurynas Gucevičius, aunque aún se conservan las bodegas góticas más antiguas.

Ayuntamiento de Vilnius

Seguimos bajando dirección catedral. A pocos metros de la plaza del ayuntamiento nos encontramos con la iglesia ortodoxa Šv. kankinės Paraskevės cerkvė (Mártir Paraskevės). Es la iglesia ortodoxa oriental más antigua del país y una de las dos únicas iglesias ortodoxas que hablan en lituano.

La primera iglesia se construyó donde se encontraba un templo pagano a petición de María Yaroslavna de Vitebsk. Fue la primera esposa del Gran Duque Algirdas y fue enterrada aquí tras su muerte en 1346.

La iglesia fue completamente destruida por un incendio en 1557. Fue reconstruida tres años después, pero se incendió nuevamente en 1611. Estando en ruinas, fue entregada a los católicos orientales locales. En 1655, fue devuelta a la Iglesia Ortodoxa y renovada.

Durante la Gran Guerra del Norte, en 1705, con Vilna invadida y saqueada por el ejército moscovita, la iglesia fue visitada por el zar ruso Pedro el Grande, quien rezó allí por la victoria militar.

Šv. kankinės Paraskevės cerkvė

En 1748, el edificio fue nuevamente destruido por un incendio y reconstruido en 1795. Sin embargo, permaneció cerrado durante los siguientes cuarenta años, cayendo lentamente en decadencia. En 1864, por orden del gobierno local ruso, Nikolay Chagin la reconstruyó en estilo neobizantino.

Durante la Segunda Guerra Mundial volvió a quedar destruida. Fue reconstruida rápidamente pero el gobierno Stalinista prohibió que se celebraran los cultos ortodoxos. Entonces se convirtió en una galería de arte hasta que en 1990 fue devuelta a la iglesia ortodoxa.

Aquí empieza (o mejor dicho acaba) Pilies Gatvé (calle Pillies) una de las calles principales del casco antiguo de Vilnius. Es una calle muy animada llena de restaurantes, terrazas y tiendas. El sitio ideal para comprar tus recuerdos.

Pilies Gatvé
Torre Gediminas desde Pillies Gatvé

Recorremos toda Pillies y llegamos hasta la Plaza de la Catedral (Katedros aikštė). Aquí encontramos varios elementos destacables, empezando por la Catedral de Vilnius (Vilniaus katedra).

Catedral de Vilnius (Vilniaus katedra)
Catedral de Vilnius.

La Catedral de San Estanislao y San Ladislao es la principal catedral católica romana de Lituania.

Fue el Rey Mindaugas quien ordenó su construcción en el año 1251. En este lugar se adoraba en época precristiana al dios pagano báltico Perkūnas. Es el dios del trueno, la lluvia, las montañas, los robles y el cielo.

Tras la muerte de Mindaugas en 1263, el templo volvió a ser un lugar de culto a Perkūnas.

En 1387, año en que Lituania se convirtió oficialmente al cristianismo, se inicia la construcción de una segunda catedral gótica. Es devorada por un incendio en 1419.

Durante los preparativos para su coronación como rey de Lituania en 1429, Vytautas construye otra catedral gótica más grande en su lugar. Aunque dicha coronación nunca tuvo lugar, aun se conservan los muros y los pilares.

En 1522, se renovó la catedral y se construyó un campanario sobre la torre defensiva del Castillo Inferior.

Tras otro incendio en 1530, se reconstruyó de nuevo y entre 1534 y 1557 se añadieron más capillas y criptas. La catedral adquirió rasgos arquitectónicos asociados al Renacimiento.

Catedral de Vilnius (Vilniaus katedra)

El edificio actual se construyó en estilo neoclásico entre 1779 y 1783 según el diseño del arquiteco lituano Laurynas Gucevičius.

Durante el régimen soviético, la catedral se convirtió en un almacén. En 1988 se volvieron a celebrar misas.

Encuentra multitud de actividades y tours en Vilnius y Lituania en Civitatis.

que hacer en Vilnius

Lo que más nos llamó la atención fue el campanario, separado del resto del edificio. Se construyó en el siglo XIII y era originalmente una torre defensiva del castillo medieval. Su imagen actual se debe a principios del siglo XIX y alberga el reloj más antiguo de Lituania.

En la plaza también encontramos el monumento al Gran Duque Gediminas, construido en 1996 por Vytautas Kašuba.

Gediminas gobernó entre 1315 y 1341 el Gran Ducado de Lituania. Hoy ocuparia Lituania, Bielorrusia, Ucrania y Moldavia, así como Podlaquia en Polonia y Smolensk, Briansk y Kursk hoy en Rusia.

monumento al Gran Duque Gediminas

Tras la catedral se encuentra el Palacio de los Grandes Duques de Lituania. Fue construido en el siglo XV para los gobernantes del Gran Ducado de Lituania y los futuros reyes de Polonia. Se construyó en el castillo inferior de Vilnius. Fue reformado y ampliado durante los siglos XVI y mediados del XVII.

Tras la invasión rusa de 1655 el palacio quedó gravemente dañado y sus tesoros y objetos de valor fueron saqueados. Después de la reconquista de la ciudad en 1661 el palacio quedó abandonado durante 150 años.

Lo poco que quedaba del palacio fue destruido en 1801. Fue tras la incorporación del Gran Ducado de Lituania al Imperio Ruso.

El edificio actual es una reconstrucción igual al original llevada a cabo entre el año 2000 y 2013. Aunque se inauguró oficialmente en 2009. Por lo que no era visitable cuando nosotros estuvimos.

Hoy en día alberga el Museo Nacional de Lituania.

Palacio de los Grandes Duques de Lituania
Palacio de los Grandes Duques de Lituania.

Frente a la fachada principal de la Catedral, encontramos la baldosa que dice Stebuklas (“milagro” en lituano) también conocido como Ladrillo Mágico. Se colocó para conmemorar la cadena humana que recorrió las tres repúblicas bálticas en 1990. Fue para pedir la independencia de la URSS.

Desde su colocación se convirtió en una atracción para los transeúntes.

Durante un tiempo después fue posible observar formas alternativas de interpretarla. La gente pensó que la baldosa era un lugar para formular deseos, pero no sabían lo que había que hacer. Algunos pisan la baldosa y giran sobre su eje, otros saltan sobre ella.

Stebuklas

Desde aquí nos fuimos de camino a la Torre Gediminas. Para ello íbamos a usar el funicular por falta de ganas de subir andando.

Bordeamos la catedral dirección norte pasando por la entrada del que era en ese momento el Museo Nacional de Lituania. Hoy sigue siendo parte de él.

Museo Nacional de Lituania

El museo fue fundado en 1952 y abarca una amplia colección de artefactos y materiales escritos. También organiza excavaciones arqueológicas en Lituania.

Su predecesor fue Museo de Antigüedades de Vilna, fundado por Eustachy Tyszkiewicz en 1855. Aunque en su origen, el museo se centraba en la cultura e historia del Gran Ducado de Lituania.

A parte de en el recién reconstruido Palacio de los Grandes Duques de Lituania, también ocupa el nuevo arsenal del Complejo de castillos de Vilna.

Dentro del recinto del arsenal se encuentra el Funicular para subir a la torre (Keltuvas į Gedimino kalną). Nos costó 2 LT (0.57€). El trayecto dura apenas 1 minuto.

Keltuvas į Gedimino kalną

El funicular te deja junto a la Torre Gediminas (Gedimino pilies bokštas). Forma parte de los restos del antiguo castillo de Vilnius.

Originalmente el castillo era una fortificación de madera. Fue el Gran Duque de Lituania Gediminas el que construyó el primer castillo de ladrillos, finalizado en 1409.

La torre actual se debe a una reconstrucción de 1933.

La Torre de Gediminas es un importante símbolo estatal e histórico de la ciudad de Lituania. Fue desde donde se izó la bandera lituana el 7 de octubre de 1988, durante el movimiento de independencia. Este finalizó con la Ley de Restablecimiento del Estado de Lituania el 11 de marzo de 1990.

Torre Gediminas (Gedimino pilies bokštas)

Sobre el castillo pesa una leyenda que dice así:

Hace mucho tiempo, el gran duque lituano Gediminas cazaba en los bosques del valle de Šventaragis. La caza tuvo éxito y el duque Gediminas derribó un toro salvaje en la cima de una colina; pero sus miembros se cansaron, por lo que el duque se retiró y pasó la noche allí.

Entonces Gediminas soñó que, en la cima de la misma colina donde había estado cazando ese día, estaba parado un gran lobo hecho de hierro, y estaba aullando tan fuerte como si fueran cien lobos.

El duque le pidió al mago de la corte, Lizdeika, que le explicara su sueño. Él lo interpretó así: se trataba de un presagio que indicaba que debía construir una ciudad en este lugar, que más tarde sería conocida en todo el mundo y se convertiría en la magnífica capital de Lituania.

Gediminas, obedeciendo la voluntad de los dioses, comenzó a construir la futura ciudad capital y un castillo en el centro de la misma. La ciudad fue nombrada Vilnius por el cercano río Vilnia. La Torre de Gediminas es la única parte sobreviviente de ese castillo construido por Gediminas.

Vilnius

La entrada nos costó 5 Lt (1.44€) y desde lo alto de la torre tenemos unas espectaculares vistas de la ciudad.

Desde aquí podemos observar perfectamente el monumento de las Tres Cruces (Trys kryžiai) en el lugar donde, según cuenta una leyenda, fueron decapitados siete frailes franciscanos. Desde principios del siglo XVII se instalaron unas cruces de madera como homenaje.

En 1916 se instaló un monumento obra del arquitecto y escultor polaco-lituano Antoni Wiwulski, que fue destruido en 1950 por orden de los dirigentes de la Unión Soviética. El monumento actual es obra del escultor Henrikas Šilgalis y fue instalado en 1989.

Tres Cruces (Trys kryžiai)

Emprendemos la bajada, dando un agradable paseo en vez de volver a tomar el funicular y nos dirigimos a la Iglesia de Santa Ana (Vilniaus Šv. Onos bažnyčia). Se trata de una iglesia católica romana consagrada en el año 1495 construida en estilo gótico tardío.

La primera iglesia se construyó para Anna, la Gran Duquesa de Lituania, primera esposa de Vytautas el Grande. Ésta iglesia, construida en madera, fue devorada por un incendio en 1419.

La actual fue construida por orden del rey de Polonia y gran duque de Lituania Alejandro I Jagiellon. Tras otro voraz incendio en 1582, se llevó a cabo otra reconstrucción financiada por Mikołaj “el Negro” Radziwiłł y Jerzy Radziwił.

Iglesia de Santa Ana (Vilniaus Šv. Onos bažnyčia)

Según una conocida leyenda, el emperador Napoleón, después de ver la iglesia durante la guerra franco-rusa en 1812, expresó su deseo de llevarse la iglesia a su casa en París “en la palma de su mano”.

Durante la era soviética, la iglesia permaneció abierta e incluso fue renovada entre 1960 y 1970 cuando las torres estaban en mal estado.

Iglesia de Santa Ana (Vilniaus Šv. Onos bažnyčia)

Tras visitar la iglesia de Santa Ana nos volvimos hacia Pillies y nos sentamos en una terraza a probar la cerveza lituana. He de decir, que de todos los países que he visitado, es en Lituania donde he tomado la mejor cerveza y sigue sin ser superada.

Lituania

Como ha dejado de llover si se ha despejado el día, nos volvemos a la plaza de la catedral a disfrutarla con tranquilidad y sin paraguas.

Desde aquí nos dirigimos hacia la Universidad de Vilnius pero, de camino, pasamos por el Palacio Presidencial (Lietuvos Respublikos Prezidento kanceliarija).

La historia del Palacio se remonta al único documento escrito hace más de 600 años: el edicto del Gran Duque Jogaila del 17 de febrero de 1387.

Después de que Lituania se convirtiera al cristianismo en 1387, el Gran Duque Jogaila fundó la Diócesis de Vilnius, donándole un terreno cerca del “Jardín Goštauto en las afueras de la ciudad de Vilnius”.

Palacio Presidencial (Lietuvos Respublikos Prezidento kanceliarija)

El primer obispo de Vilnius, Andrius Vasila (1388-1398), construyó el Palacio Episcopal que fue decorado, reconstruido y ampliado por sus sucesivos propietarios.

Durante el obispado de Paulius Olšeniškis (1536-1555), uno de los obispos más ricos, el palacio era el edificio más bello tras el Castillo Real. Entonces estaba rodeado por un gran parque que, por su vegetación y paisajismo, superaba incluso a los maravillosos jardines de Radvila.

El último obispo que vivió en el Palacio fue el obispo Masalskis (1730-1762).

Después de que Lituania pasara a formar parte del imperio ruso, el Palacio Episcopal se convirtió en residencia temporal del emperador ruso, los duques y otros nobles.

Palacio Presidencial (Lietuvos Respublikos Prezidento kanceliarija)

El palacio, el más magnífico y respetable de su época, fue utilizado como residencia por el zar Pavel I en 1796, Stanislav August Poniatowski en 1797 y el futuro rey de Francia Luis XVIII en 1804.

A una profunda reforma realizada entre 1824 y 1834 según el diseño de Vasily Stasov se debe l edificio actual, un renombrado arquitecto de la Corte del Zar en San Petersburgo.

En 1920, antes de que Polonia perdiera el distrito de Vilnius, el Palacio albergaba el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Lituania y la agencia de noticias ELTA.

El palacio se puede visitar mediante visitas guiadas.

Junto al palacio se encuentra el antiguo campus de la Universidad de Vilnius (Vilniaus universitetas). La Universidad de Vilnius, uno de los centros de educación superior más antiguos y famosos del este y el norte de Europa, fue fundada en 1579.

Universidad de Vilnius (Vilniaus universitetas)

Funcionando durante mucho tiempo como la única escuela de educación superior en Lituania, fue un guardián de las tradiciones culturales y científicas y ha jugado un papel importante en la vida cultural de los países vecinos.

La construcción de los edificios de la universidad se llevó a cabo a lo largo de los siglos bajo las cambiantes influencias de los estilos gótico, renacentista, barroco y clásico.

El complejo es enorme y se puede visitar una gran parte libre y nos costó 5 Lt (1.45€) cada uno.

Universidad de Vilnius (Vilniaus universitetas)

Entramos desde la calle Šv. Jono. Aquí encontramos un kiosquillo donde compramos las entradas y pasamos al Gran Patio, donde encontramos los edificios más reseñables del complejo: la biblioteca (Vilniaus universiteto biblioteka). Y Iglesia de San Juan Bautista y San Juan Apóstol y Evangelista (Vilniaus Šv. Jono Krikštytojo ir Šv. Jono apaštalo ir evangelisto bažnyčia) madre mía los nombres lituanos…

La iglesia fue construida entre 1388 y 1426; y reconstruida en los siglos XVI y XVII. La torre, separada de la propia iglesia, fue construida en el siglo XVI.

Después del incendio de 1737, de 1738 a 1748, el arquitecto Johann Christoph Glaubitz reconstruyó completamente la iglesia en estilo barroco tardío.

En la época soviética, la iglesia fue cerrada y gravemente dañada.

Durante la ocupación de Hitler, el reverendo Alfonsas Lipniūnas, quien luego fue encarcelado por los nazis en el campo de Stutthof y murió, pronunció sermones rebeldes en la iglesia.

En 1979 la iglesia pasa a ser el Museo Universitario y, en 1991, tras la independencia de Lituania, se le devuelve a los feligreses.

Universidad de Vilnius (Vilniaus universitetas)

De vuelta al Gran Patio, entramos a la Biblioteca Universitaria. Fue fundada en 1570 por los jesuitas que llegaron a Lituania por invitación del obispo de Vilnius Walerian Protasewicz, siendo la biblioteca académica más antigua de los países bálticos y alberga más de 5 millones de documentos.

En 1579, después de confirmar el estatus de universidad para el Colegio Jesuita de Vilnius, la biblioteca se convirtió oficialmente en biblioteca universitaria.

Después de la Supresión de la Compañía de Jesús en 1773, la Comisión Educativa se hizo cargo de la Universidad de Vilnius y eso significó un cambio en el enfoque de la investigación: los fondos de la Biblioteca se complementaron con libros sobre ciencias naturales y medicina.

Destaca la pequeña librería, sobre todo por los espectaculares frescos del techo y arcos. Una maravilla.

Universidad de Vilnius (Vilniaus universitetas)
Universidad de Vilnius (Vilniaus universitetas)

De la librería pasamos a la facultad de filología, donde seguían los frescos adornando los techos y paredes. ¿Cómo estudiar aquí con tanto distraimiento?

Universidad de Vilnius (Vilniaus universitetas)
Universidad de Vilnius (Vilniaus universitetas)

Terminamos la visita viendo el exterior del Observatorio Astronómico, donde nos sentamos a descansar un poco ya que se estaba muy tranquilo.

Universidad de Vilnius (Vilniaus universitetas)

Encuentra multitud de actividades y tours en Vilnius y Lituania en Civitatis.

que hacer en Vilna

Se empezaba a hacer tarde para comer para los europeos, no para los españoles.

Decidimos comer en un sitio que había fichado en la calle Didžioji, donde termina la calle Pillies, llamado Čili Pica.

Čili es una cadena de restaurantes con varios tipos de restaurantes. Este en concreto era pizzería pero tenían tambien hamburguesas y platos tradicionales lituanos, que era lo que nos interesaba. Si te interesa conocer más sobre la gastronomía lituana. Pica en este enlace y descubrirás algunas recetas deliciosas.

Comimos muy bien, tanto que repetiríamos en diferentes ciudades. Y además muy barato: 40.95 Lt (12€) entrante, dos platos y dos refrescos.

Tras la comida decidimos ir a descansar un poco al hotel.

Después del merecido descanso, seguimos con las visitas turísticas. Empezando por la iglesia de Santa Teresa (Vilniaus Šv. Teresės bažnyčia), una iglesia católica construida en 1650 por los carmelitas descalzos.

iglesia de Santa Teresa (Vilniaus Šv. Teresės bažnyčia)

La iglesia fue diseñada y construida en estilo barroco por Jonas Ulrich, el arquitecto de la mansión Radvilas. La fachada principal fue diseñada por Konstantinas Tenkala y fue consagrada por el obispo de Vilnius, Jurgis Tiškevičius.

La iglesia quedó gravemente dañada durante un incendio en 1760 pero fue rápidamente reconstruida entre 1763 y 1765, añadiéndose el campanario.

A unos 20 metros al norte encontramos la Puerta de la Aurora o del Alba (Aušros vartai), la única conservada de las diez puertas de la antigua ciudad medieval y uno de sus más importantes monumentos religiosos, históricos y culturales. Es un importante lugar de peregrinación católica en Lituania.

Fue construida entre 1503 y 1522 como parte de las fortificaciones defensivas de la ciudad de Vilnius, la capital del Gran Ducado de Lituania. Era conocida como Puerta Medininkai, ya que conducía al pueblo Medininkai al sur de Vilnius, así como a Aštra broma.

Las otras nueve puertas de la ciudad fueron destruidas por orden del gobierno en el siglo XVIII.

Puerta de la Aurora o del Alba (Aušros vartai)

En el siglo XVI, las puertas de la ciudad a menudo contenían artefactos religiosos destinados a proteger la ciudad de los ataques y bendecir a los viajeros.

La Capilla en la Puerta del Alba contiene un icono de la Santísima Virgen María, Madre de la Misericordia, de quien se dice que tiene poderes milagrosos.

Durante siglos, la imagen ha sido uno de los símbolos de la ciudad y un objeto de veneración para los habitantes católicos romanos, católicos griegos y ortodoxos orientales.

Miles de exvotos adornan las paredes y muchos peregrinos de los países vecinos acuden a rezar frente al cuadro. Las misas se llevan a cabo en lituano y polaco.

Puerta de la Aurora o del Alba (Aušros vartai)

Desde aquí nos fuimos dando un paseo hasta la Sinagoga Coral (Choralinė sinagoga), la única sinagoga de Vilnius que queda en uso. El resto de las más de 100 sinagogas que existían antes de la 2ª Guerra Mundial fueron destruidas por los nazis y por los soviéticos tras la ocupación del país. Fue construida en 1903 en estilo románico-árabe.

Durante la ocupación de la Unión Soviética la sinagoga fue nacionalizada y convertida en una fábrica de metal, por lo que sufrió daños considerables. Fue restaurada en 2010.

Sinagoga Coral (Choralinė sinagoga)

Seguimos dando un paseo y decidimos cenar temprano ya que teníamos que madrugar al día siguiente.

Decidimos tirarnos el pisto y cenar en el restaurante del hotel que, por lo que habíamos leído, era uno de los mejores de la ciudad.

Se llamaba Medininkai y comimos bien no, lo siguiente. Comida típica lituana que nos costó caro para ser Lituania: 95 Lt (27.50€). Una de las anecdotas es que aquí probé la mejor cerveza que he tomado nunca y sigue vigente a día de hoy: Švyturys Baltas.

31 de julio

Hoy toca excursión. Nos vamos a Trakai. Para ello nos vamos a la estación de bus de Vilnius junto a la estación de tren.

Entramos a la estación y localizamos el bus a Trakai. Un muy viejo vehículo que se estaba cayendo a pedazos.

Lo mejor de todo es que, esperando a que lo abrieran, había un señor dentro que aparentaba no menos de 90 años comiéndose un bocata. Termina de comer, se acerca al volante y saca de debajo su botella de vodka de la que se mete un buen ligotazo (eran las 9 de la mañana). La cierra, la guarda y se sienta al volante.

Viendo nuestra cara de acojone total, un tipo que pasaba por allí nos pregunta que a donde vamos. Bien, por suerte no era nuestro bus. El nuestro era un microbus bastante más moderno. Eso si, el conductor iba a toda pastilla y picándole las luces a coches de gama alta para que se apartaran. Pasamos un miedo terrible.

El billete nos costó 6 Lt (1.70€) y el trayecto dura unos 40 minutos.

Trakai es una ciudad histórica situada a 28 km de Vilnius con una población de apenas 6.000 habitantes. Destaca por sus más de 200 lagos y por su imponente castillo medieval, que es lo que vinimos a visitar.

Trakai

Nos bajamos en la estación de bus aún con el susto en el cuerpo debido a la terrible conducción del chofer y nos encaminamos dando un paseo hacia el castillo.

De camino, con el tremendo calor que hacía y la sed que llevábamos, decidimos comprar algo fresco en una licorería. Las neveras con los refrescos clásicos estaban apagadas así que nos fuimos a los raros. Compré una lata con una pera dibujada que estaba bien fría. La abro y le meto un lingotazo de casi media lata (de medio litro). Resultó ser sidra. Estaba muy bueno pero con tremendo buchazo se me empezó a subir a la cabeza…

El Castillo de Trakai (Trakų salos pilis) se encuentra situado en una isla en el lago Galvė (Galvės ežeras) y se empezó a construir en el siglo XIV por el Duque de Trakai y Gran Duque de Lituania Kęstutis.

Castillo de Trakai (Trakų salos pilis)

Sufrió importantes daños durante el ataque de los caballeros teutónicos en 1377. En 1409 se terminó la reconstrucción y ampliación del castillo, por orden de Vitautas “el Grande”, hijo de Kęstutis. Pocos años después se hizo la última ampliación, añadiéndole  galerías de fuego, tres torres en las esquinas del castillo y ensanchándose el muro defensivo.

El gran duque Vitautas el Grande murió en el castillo sin ser coronado rey de Lituania en 1430. En el siglo XVI con la pérdida de la función militar y la pérdida del papel de residencia, la importancia del Castillo de la Isla disminuyó y los Grandes Duques lo visitaron cada vez menos. En 1511 se convierte en prisión para nobles y en el siglo XVII, Trakai es saqueada e incendiada y el castillo es destruido.

En 1929 se inició una excavación en las ruinas del castillo y en 1951 se inicia su reconstrucción. En el año 1962 se establece aquí el Museo de Historia de Trakai.

Castillo de Trakai (Trakų salos pilis)
Castillo de Trakai (Trakų salos pilis)
Castillo de Trakai (Trakų salos pilis)

La entrada al castillo nos costó 14 Lt (4€) y es uno de los lugares imprescindibles que ver en Lituania. Es realmente espectacular. Como apunte, la entrada en 2022 cuesta 12€.

A la salida del castillo, contratamos un paseo en barco por el lago con diferentes vistas del castillo. Nos costó 10 Lt (2.90€) e incluía una bebida. En mi caso una cervecita (de medio litro). Las 11.30 de la mañana y ya llevo un litro de alcohol en el cuerpo…

Trakai
Castillo de Trakai (Trakų salos pilis)
Castillo de Trakai (Trakų salos pilis)

Terminado el paseo, se hacía la hora de comer. Nos fuimos en busca de un restaurante muy famoso llamado Kybynlar. Es un restaurante de gastronomía Caraíta. El Caraísmo es una corriente religiosa del judaísmo y actualmente se encuentra una pequeña comunidad caraíta turca en Trakai, que llegaron en el siglo XIV cuando el Gran Duque Vytautas llegó a la península de Crimea y se trajo 383 familias caraítas a Lituania.

Comimos de maravilla y muy barato. De primero pedimos unas kibiniai, unas empanadas de cordero que estaban exquisitas y de las que encontrarás la receta aquí. De segundo una sopa Canach que estaba deliciosa.

Lo mejor llegó con el postre. Me pedí un café que tenía un pintón increible. Pues resultó que también tenía alcohol. Madre mía, en Trakai lleva alcohol hasta el agua.

Kybynlar
Kybynlar
Kybynlar

Después de comer dimos un paseo por la ciudad mientras enfilábamos la estación de bus. Pasamos por algunos edificios reseñables, como la Trakų kenesa. Kenesa es el nombre con el que se conocen los templos de los caraítas lituanos. Sólo se conservan dos kenesas en Lituania, la de Trakai y la de Vilnius.

Trakai
Trakų kenesa

Tomamos el bus de vuelta a las 17.35. Nos costó algo más caro, 6.80 Lt .

Encuentra las mejores actividades y tours en Trakai de la mano de Civitatis.

Que hacer en Vilnius

Ya en Vilnius nos fuimos directamente a visitar el muro defensivo del Bastión de Vilnius (Vilniaus gynybinės sienos bastėja).

El territorio de los castillos superior e inferior de Vilnius estaba bien fortificado desde tiempos antiguos. Cuando Vilnius comenzó a crecer en el siglo XV, el territorio de la ciudad se expandió y sus castillos no pudieron brindar suficiente protección a la gente del pueblo. Tanto una Rusia cada vez más centralizada como los constantes ataques tártaros presentaban amenazas tanto para Vilnius como para todo el Gran Ducado de Lituania.

En 1503, el Gran Duque Alejandro de Lituania satisfizo las solicitudes de los residentes de Vilnius de que se construyera un muro de defensa de piedra alrededor de la ciudad. Con el tiempo, muy probablemente a principios del siglo XVIII, una parte de la muralla también se convirtió en una estructura de defensa: un bastión que consiste en una torre, un espacio en forma de herradura para la artillería y un túnel que los conecta. Se cree que el edificio fue diseñado por el ingeniero militar Fryderyk Getkant.

Bastión de Vilnius (Vilniaus gynybinės sienos bastėja)
Bastión de Vilnius y las Tres Cruces (muy) al fondo.

El bastión y la muralla de defensa de la ciudad sufrieron daños considerables a mediados del siglo XVII, durante la guerra con Moscú. Habiendo perdido su función de defensa, el bastión se deterioró: su territorio se convirtió en un basurero y se enterraron antiguas trincheras y mampostería.

El análisis exhaustivo de este sitio comenzó en 1965, y durante las siguientes dos décadas, el bastión fue desenterrado y reconstruido. Hoy, el Bastión de Vilnius es el único edificio patrimonial de este tipo en Lituania. El museo contiene la historia de la defensa de Lituania.

Desde aquí tenemos unas vistas fantásticas de la iglesia de Santa Ana y las Tres Cruces.

Vilnius

Desde aquí nos dirigimos a Užupis. Éste es un barrio del centro histórico de Vilnius declarado Patrimonio de la humanidad por la UNESCO. El barrio es famoso por la cantidad de artistas que lo han habitado y aún lo habitan, tanto que ha sido comparado con Montmartre por su atmósfera bohemia, las numerosas galerías de arte, los talleres de artistas y cafés populares.

Užupis

En 1998, los residentes del área declararon la República de Užupis (Užupio Res Publika), con su propia bandera, moneda, presidente, constitución, y ejército (con la friolera de 17 miembros).

Anualmente se celebra la independencia en el Día de Užupis, el 1°de Abril. El actual Presidente de la República de Užupis, Romas Lileikis, es poeta, músico y director de cine; y el antiguo alcalde de Vilnius, Artūras Zuokas, vive en Užupis siendo un participante activo en los eventos relacionados con la República.

Están una mijilla colgados los lituanos…

Paseamos por el barrio, con pocos elementos reseñables aunque es un barrio bastante chulo para contemplarlo paseando. Quizá lo más destacado es Užupio angelas, el Ángel de Užupis, la estatua de un ángel tocando la trompeta instalada el 1 de abril (día de la independencia) de 2002 en memoria del animador y caricaturista Zenonas Šteinys. Se convirtió en un símbolo del renacimiento Užupis. Los fondos se recaudaron vendiendo copias en miniatura de la escultura.

Užupis

Anteriormente se había colocado temporalmente una escultura de un huevo que fue objeto de muchas anécdotas. Después de sustituirse por una escultura más grande, el huevo se vendió en una subasta por 10.200 Lt (aproximadamente 3.000€).

Damos un largo paseo por el barrio hasta el Cementerio Bernardino (Bernardinų kapinės), uno de los tres cementerios más antiguos de Vilnius. Cuenta con unos 38.000 m² y unos 14.000 enterramientos entre los que se encuentran los de numerosos ilustres lituanos.

Fue establecido en 1810 por los monjes Bernardinos de la Iglesia de San Francisco de Asís y su desarrollo fue consecuencia de que las autoridades zaristas del Imperio Ruso prohibieran enterrar a los muertos cerca de las iglesias. Los habitantes de Vilnius trasladaron el cementerio a lo que entonces eran las afueras de la ciudad.

Por desgracia llegamos tarde y ya estaba cerrado.

Užupis

Volviendo sobre nuestros pasos, junto al puente de acceso a Užupis, encontramos la Catedral Ortodoxa de la Theokos (Vilniaus Dievo Motinos Ėmimo į Dangų katedra), la sede episcopal del Metropolitano Cristiano Ortodoxo Oriental de Vilnius y toda Lituania.

La catedral fue construida durante el reinado del Gran Duque de Lituania Algirdas para su segunda esposa ortodoxa Uliana de Tver en 1346. Es una de las más antiguas de Vilnius, construida antes de la cristianización de Lituania cuando el Gran Ducado de Lituania era el último estado pagano de Europa.

En 1495 se celebró en la catedral el matrimonio entre el Gran Duque Aleksandras de Lituania y Elena de Moscú, hija de Iván III, en presencia de San Macario. Fue allí donde Helena fue enterrada en 1513.

Vilniaus Dievo Motinos Ėmimo į Dangų katedra

La catedral fue abandonada después de un gran incendio en 1748 y el edificio se utilizó para otros fines. Fue reconstruida en estilo barroco en 1785. La catedral fue nuevamente destruida por el ejército ruso durante el Levantamiento de Kościuszko.

En 1808, un prelado local vendió el edificio abandonado a la Universidad de Vilnius, tras lo que fue reconstruido completamente en 1822 en estilo neoclásico por el arquitecto polaco Karol Podczaszyński, también profesor de la Universidad de Vilnius. El edificio albergó un teatro anatómico, una biblioteca y otras instalaciones universitarias durante medio siglo.

Vilnius

La antigua catedral fue confiscada y transferida a la Iglesia Ortodoxa Rusa por iniciativa del conde Mikhail Nikolayevich Muravyov y su hermano durante la campaña de rusificación. El arquitecto ruso Nikolai Chagin fue el responsable de su reconstrucción desde 1865 hasta 1868 en un estilo que imitaba la arquitectura georgiana medieval.

La catedral sufrió severos daños durante la Seguna Guerra mundial y fue nuevamente restaurada entre 1948 y 1957.

Aquí damos por finalizada la primera parte del viaje. Al día siguiente por la mañana trasladamos el campamento a Klaipėda, en la costa del mar Báltico.

SIGUIENTE ENTRADA

¡Recuerda seguirnos en Redes Sociales!

Kibinai

Hoy vamos a hacer Kibinai, unas empanadillas típicas de la ciudad de Trakai en Lituania. Las kibinai tienen su origen en la comunidad caraíta turca que emigraron desde la península de Crimea, cuando ésta formaba parte del Imperio Otomano, a esta zona a finales del siglo XIV.

Son realmente fáciles de hacer y muy sabrosas.

Ingredientes para la masa:

  • 3 tazas de harina de trigo.
  • 150 gr. de nata.
  • 150 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 2 huevos grandes.
  • Sal.

En un bol mezclamos los huevos y la nata.

En una fuente ponemos la harina y añadimos la mantequilla, removemos bien y añadimos la mezcla del huevo y la nata. Mezclamos y amasamos bien hasta que nos quede una masa suave y homogénea.

Tapamos la mezcla con un film trasparente y la reservamos en el frigorífico una media hora.

Ingredientes para el relleno:

  • 500 gr. de carne de cordero picada.
  • 1 cebolla picada muy fina.
  • 2 hojas de laurel picadas finas.
  • Sal y pimienta.

En una fuente mezclamos bien todos los ingredientes. Sencillo, ¿no?.

Mientras tanto vamos precalentando el horno a 200ºc.

Sacamos la masa del frigorífico. Hacemos pequeñas bolitas y las aplanamos.

Rellenamos la masa con un poco de carne y la cerramos.

Colocamos las empanadillas en una bandeja de horno sobre papel de hornear y las pintamos con huevo batido.

Bajamos la temperatura del horno a 170º e introducimos las empanadillas.

Horneamos las kibinai entre 20 y 40 minutos (según el tamaño que tengan) y listas para degustar.

Kepta duona

Hoy vamos a hacer Kepta duona, pan frito lituano. Haciendo ayer picatostes recordé un aperitivo típico de Lituania que comíamos bastante a menudo cuando visitamos el país en 2012.

Ingredientes:

  • Pan (a ser posible de centeno).
  • 1 diente de ajo.
  • Mayonesa con ajo (casera mejor).
  • Queso rallado.
  • Aceite.

Para hacer el sencillísimo aperitivo lituano, cortamos el pan en bastones. En mi caso lo hago con pan casero hecho por mi.

Ponemos un buen chorro de aceite de girasol o de oliva refinado en una sartén, añadimos un diente de ajo para que el aceite coja gusto y lo sacamos antes de que se empiece a quemar.

Cuando el aceite esté bien caliente añadimos el pan y lo doramos aproximadamente un minuto por cada lado hasta que tenga un color dorado. Lo sacamos y lo ponemos a escurrir en papel de cocina. No demasiado tiempo para que no pierda el crujiente.

Cuando escurra lo ponemos en un plato o cuenco, le echamos un poco de queso rallado y lo metemos en el microondas unos 15-20 segundos para que se funda el queso.

Lo servimos con un cuenco con la mayonesa casera en la que vamos mojando los bastones para comerlos.

Kepta Duona

Perfecto para acompañar unas cervecitas. Mejor con una buena Švyturys Baltas lituana, la mejor cerveza del mundo…

¡Buen provecho!

Descubre más recetas exquisitas de mano de nuestro amigo Frank de UmamiSabor en su web. Te entrará hambre sólo de verlas.

ENTRADA SIGUIENTE