10 Cosas que ver y hacer en Toronto

Hoy vamos a descubrir diez actividades imprescindibles que hacer en Toronto, la capital de la provincia de Ontario en Canadá.

  1. Pasear por Harbour Front
  2. Visitar los ayuntamientos (Viejo y Nuevo) en la Plaza Nathan Phillips
  3. Toronto Islands
  4. St. Lawrence Market
  5. Distillery District
  6. Casa Loma
  7. Queen’s Park
  8. CN Tower
  9. Barrio Chino
  10. Rogers Centre

01. Pasear por Harbour Front

Pasea por el barrio Harbour Front admirando las bonitas vistas hacia el lago Ontario y sentarte a tomar algo relajadamente en alguna terraza o banco.

02. Visitar los ayuntamientos (viejo y nuevo) en la Plaza Nathan Phillips

Fue inaugurada en 1965, junto al nuevo ayuntamiento y es la plaza central de Toronto. Lleva el nombre del que fue alcalde de la ciudad entre 1955 y 1962.

La plaza es escenario de conciertos, exhibiciones de arte, un mercado de agricultores semanal, el festival de luces de invierno y otros eventos públicos, incluidas manifestaciones.

Durante los meses de invierno, el espejo de agua se convierte en una pista de hielo para patinar sobre hielo.

El nuevo y moderno ayuntamiento ha sido escenario de algunas películas como la segunda parte de Resident Evil.

Old City Hall (Antiguo Ayuntamiento) fue la sede del Ayuntamiento de Toronto desde 1899 hasta 1966.

Estuvo a punto de ser demolido a finales de los 60 para construir un complejo comercial y una serie de rascacielos (progreso lo llaman). Gracias a las protestas de los ciudadanos, se cambió de idea y se conservó el edificio.

Old City Hall fue designado Sitio Histórico Nacional en 1984 y actualmente es el Palacio de Justicia de Ontario.

Cómo llegar: metro: Queen Station línea 1.

03. Disfrutar de un día de ocio familiar en Toronto Islands

Son un conjunto de 15 pequeñas islas en el lago Ontario.

Las islas albergan el parque de la isla de Toronto, el aeropuerto de la ciudad de Toronto Billy Bishop, varios clubes de yates privados, un puerto deportivo público, el parque de atracciones Centreville, un vecindario residencial abierto todo el año y varias playas públicas.

Cientos de familias se dan cita los fines de semana para dsfrutar de las diferentes actividades que ofrecen las islas. es el parque temático del dominguero.

Como curosidad, es la comunidad urbana libre de automóviles más grande de América del Norte.

El viaje ya merece la pena sólo para contemplar el espectacular skyline de Toronto desde la isla central.

Cómo llegar: se puede llegar tomando un transbordador desde Jack Layton Ferry TerminalWeb de. Éstos funcionan durante todo el año.

El precio de ida y vuelta es 9.11$ (6.25€) para los adultos. Mayores de 65 y jóvenes de 15 a 19: 5.86$ (4€). Menores de 14: 4.29$ (3€).

Web de Toronto Islands Ferries.

También podemos tomar un taxi acuático privado. Éstos operan entre mayo y septiembre.

04. Disfrutar de la gastronomía local en St. Lawrence Market

St. Lawrence Market es el principal mercado público de la ciudad y en la planta alta hay muchos sitios de comida en la que te ponen comida para llevar.

Te puedes comer sentado en unas mesas que hay en la terraza.

En la planta baja encontrarás muchos puestos de productos frescos. Si te apetece cocinar… este es tu sitio de compras.

05. Viajar en el tiempo por Distillery District

Distillery District, una antigua destilería de whisky (la más grande del mundo en 1860). Hoy ha sido reconvertida en una zona turística en las que hay tiendecitas, cafeterías y sitios para tomar algo. Diría yo que es demasiado hipster para mi gusto pero está muy bien para dar un paseo.

Si te interesa saber más de Distillery District, puedes contratar un fabuloso tour en Segway por el distrito:

06. Admirar la bonita arquitectura de Casa Loma

Es una mansión y jardín de estilo neogótico en el centro de Toronto. Fue construida entre 1911 y 1914 por arquitecto E. J. Lennox, como residencia para el financiero Sir Henry Pellatt.

En 1924 la ciudad de Toronto embarga Casa Loma debido a las deudas e impuestos impagados. Henry Pellatt se arruina tras la expropiación de sus compañías eléctricas y el declive de sus negocios inmobiliarios. Fue a causa de la Primera Guerra Mundial. Tras esto, la casa quedó abandonada durante años.

Casa Loma
Toronto

En 1937 es arrendada por el Club Kiwanis de West Toronto. Más tarde, el Club Kiwanis de Casa Loma (KCCL), que comenzó a explotar turísticamente el castillo. Éstos administran la casa hasta el año 2011.

Debido a su carácter arquitectónico único en Toronto, Casa Loma ha sido un lugar popular para rodar películas y televisión. También es un lugar popular para las ceremonias de bodas.

Casa Loma
Toronto

Cómo llegar: Metro Dupont Línea 1.

07. Hacer un picnic en Queen’s Park

Queen’s Park es un parque urbano en el centro de la ciudad inaugurado en 1860 por el Príncipe Eduardo de Gales. Es nombrado así en honor a la Reina Victoria.

El parque es el sitio del Edificio Legislativo de Ontario, que alberga la Asamblea Legislativa de Ontario.

El edificio de la Asamblea Legislativa de Ontario empezó a construirse en el año 1886 según el diseño del arquitecto Richard A. Waite y se inauguró en 1893. Aunque se han realizado numerosas ampliaciones, las últimas en 1968 y 1969.

Cómo llegar: Metro Museum, al norte del parque y metro Queen’s Park al sur. Ambas línea 1.

Tranvía College St at Queen’s Park – Queen’s Park Station, línea 506.

08. Admirar las espectaculares vistas desde la CN Tower

La CN Tower es una torre de comunicaciones y observación de 553 metros de altura. Se construyó entre 1973 y 1976. Su nombre “CN” originalmente se refería a Canadian National, la compañía ferroviaria que construyó la torre.

CN Tower
Toronto

Hoy en día se puede subir para admirar las increíbles vistas de la ciudad y para comer en su restaurante, de 360º que va girando lentamente para disfrutar de todo Toronto. También hay diversas actividades como paseo por el exterior en lo alto de la torre (que miedo).

Que vamos a decir de las vistas desde la CN Tower… Son sencillamente espectaculares y el atardecer es una pasada.

Toronto desde la CN Tower
Vistas desde CN Tower
Toronto

También puedes comer allí. La comida está muy buena. Es cocina en plan moderna pero no se pasa hambre. Se puede elegir un menú o pedir de carta, pero esta última opción es carísima. Lo bueno es que incluye la entrada a la torre.

Cómo llegar: Metro Union, línea 1.

Web: https://www.cntower.ca/

Web restaurante: https://www.cntower.ca/dine-at-360-restaurant/overview

09. Pasear y comprar recuerdos en el Barrio Chino

Se extiende a lo largo de las calles Dundas Street West y Spadina Avenue. El barrio empezó a desarrollarse en el siglo XIX siendo hoy uno de los mayores barrios chinos en América del Norte.

Los concurridos mercados y tiendas asiáticas al aire libre de Spadina Avenue venden frutas y verduras frescas, hierbas medicinales y recuerdos.

Fue donde nosotros compramos los nuestros desde galletas a camisetas.

10. Acudir a un partido de baseball de los Toronto Blue Jays

Compiten en la División Este de la Liga Americana (AL) de las Grandes Ligas de Béisbol (MLB) y juegan sus partidos como locales en el Rogers Centre.

El equipo se llama Blue Jays es el nombre original en referencia al ave que lleva el mismo nombre, Cyanocitta cristata, (llamado también arrendajo azul, azulejo o urraca azul).

Son toda una institución en Ontario.

Rogers Centre

Descubre las mejores actividades y tours en Toronto con Civitatis:

SIGUIENTE ENTRADA

Short history of Kyoto

On this page you can find general information about the beautiful city of Kyoto, from its history to learning how to get around.

It is known that there has been a human population since the Paleolithic. During the Jomon period (circa 14,500 BC) they settled in the Kitashirakawa part and the mountainous areas of the Yamashina basin.

During the Yayoi period (300 BC-250 AD) they began to move towards the plains. In the 5th century, water conservancy projects are built in the Kyoto basin, which was the beginning of large-scale development of the Kyoto area.

In the year 784 the emperor Kammu Tennō built Nagaoka-kyō and moved the capital from Heijō-kyō (present-day Nara). Just 9 years later, in January 793, Emperor Kammu rallies his servants and announces another relocation of the capital due to the frequent floods and related diseases that plague Nagaoka-kyō. This time he chooses Kadono, 10 kilometers to the northeast.

Kanmu Tennō (桓武天皇)

In Kammu’s words, “Kadono has beautiful mountains and rivers, as well as good transport links by sea and land, making it convenient for people to gather there from the four corners of the country.”

It is believed that the construction of Heian-kyō started from the palace and then the rest of the city. Along the river, the ports of Yodonotsu (淀津, today Yodo) and Ōitsu (大井津) were built to favor the transit of goods. The products that arrived at Heian-kyō reached the people through one of the two great markets: the east and the west. This produced a stable supply of food and goods that encouraged population growth. To avoid the floods that had devastated Nagaoka-kyō, two artificial canals were built, the current Horikawa and Nishi Horikawa, which also ensured the water supply to the population.

The construction of Buddhist temples, which were prohibited in Nagaoka-kyō, was also allowed, as it was thought that the power of the East and West temples could protect the city from natural disasters and disease.

On October 22, 794, Emperor Kammu arrives in the new city, and on November 8 he proclaims, “I hereby call this city Heian-kyō.”

In the year 810, during a confrontation for the succession of the emperor, a movement arises that demands that Heijō-kyō (present-day Nara) once again be the capital. However, Emperor Saga thought that keeping the capital at Heian-kyō would be in the best interest of the country’s stability and resisted this move, naming Heian-kyō “The Eternal City” (万代宮, “Yorozuyo no Miya” ).

In the 10th century, the lower classes began to settle along the Kamo River, beyond the eastern limits of the city, and temples and country houses sprang up on the eastern banks of the river. Then began a trend of the city to spread to the east. In the year 980, at the southern end of Suzaku-oji, the Rajōmon (the larger of the two city gates) collapses, never to be rebuilt. In this way, the original borders of Heian-kyō extend to the east, forming the streets of first medieval and then modern Kyoto.

During the Sengoku period (戦国時代) the city suffered great destruction in the Ōnin War of 1467-1477 and did not truly recover until the mid-16th century. During the war, the shugo collapsed and power was divided among the military families. Battles between samurai factions spread through the streets and came to involve court nobility as well as religious factions.

With the Shōgun installed in Edo, Heian-kyō begins to decline in importance as a seat of power. After the Ōnin War Heian-kyō was separated into upper (Kamigyō) and lower (Shimogyō) cities, each of which became places of little importance. However, the two would meet in a city during the Azuchi-Momoyama period after Oda Nobunaga’s ascension.

Toyotomi Hideyoshi (豊臣秀吉).

At the end of the 16th century, Toyotomi Hideyoshi rebuilt the city. He building new streets to double the number of north-south streets in central Kyoto, creating rectangular blocks that replaced the old square blocks. Hideyoshi also built embankment walls called odoi (御土居) that surrounded the city.

In 1864 the Hamaguri rebellion burned 28,000 houses in the city, showing the discontent of the rebels towards the Tokugawa Shogunate.

During the Meiji Revolution, Edo was renamed Tokyo, becoming the new capital of Japan. After the transfer of the emperor to Tokyo, the economy is severely weakened.

In 1889 the new city of Kyoto is formed and the canal from Lake Biwa is built to revive the city.

During World War II, the United States considered dropping an atomic bomb on Kyoto because, as Japan’s intellectual center, it had a large enough population to persuade the emperor to surrender.

In the end, at the insistence of Henry Lewis Stimson, Secretary of War in the Roosevelt and Truman administrations, the city was removed from the target list and replaced by Nagasaki. The city was also largely spared from conventional bombing. Thanks to this, today most of its historical heritage is preserved.

In 1997, Kyoto hosted the conference that resulted in the protocol on greenhouse gas emissions (United Nations Framework Convention on Climate Change).

Find the best activities and tours in Kyoto with Civitatis:

Dónde comer en Granada

En esta entrada encontrarás algunos restaurantes interesantes (o no) donde comer en Granada.

Masae

Empezamos por nuestro favorito. Si te gusta la comida japonesa, este es tu sitio. Es lo más fiel a la comida que hemos comido en Japón.

Si quieres comer aquí debes reservar con, al menos, una semana de antelación.

No es barato pero bien merece la pena el esfuerzo.

NOTA IMPORTANTE: obligatorio reservar.

Horario: martes a sábado de 13.30 a 16.00 y de 20.30 a 24.00.

La Cantina Mejicana del Sur

Comida mexicana. Nuestro segundo restaurante favorito y que visitamos bastante a menudo. Buen ambiente y comida exquisita.

El precio es medio-bajo así que es adaptable a cualquier bolsillo.

NOTA IMPORTANTE: obligatorio reservar.

Horario: todos los días de 13.30 a 16.00 y de 20.30 a 23.30.

El Sultán

Comida marroquí en un bonito restaurante familiar y a muy buen precio. Otro restaurante que no debes perderte en Granada.

Horario: de 12.00 a 17.00 y de 20.00 a 24.00. Cerrado los miércoles.

Margarita

Riquísimas empanadas argentinas. Merece la pena el paseo. Bastante económico aunque sólo tienen para llevar.

Horario: todos los días de 12.30 a 16.00 y de 19.00 a 22.30.

La Mafia se sienta a la mesa

Se trata de una franquicia de comida italiana. Está realmente bueno y tiene mucha variedad.

Cuenta con dos locales en Granada, uno en la calle San Matías 33 y el otro en calle Trajano 4.

El precio es medio, alrededor de 25-30€ por persona.

Horario: todos los días de 13.00 a 16.00 y de 20.30 a 23.30 (a 00.00 viernes y sábados).

Biloba

Restaurante moderno. Cocina contemporánea. Está muy bueno aunque es de precio medio-alto. Alrededor de 45€ por persona.

La Calle Burger

Pequeño local de hamburguesas y comida Tex-Mex. Buen precio y comida muy sabrosa.

It´s Vietnam

Comida vietnamita, muy fiel a lo que comimos en nuestro viaje a Vietnam. Buen precio y buen servicio.

Los Marianos

Especialidad en pescaíto frito típico andaluz. También ponen buenas tapas y tienen muy buenos precios.

Cuenta con tres locales en la ciudad.

Il Gondoliere

Buena comida italiana a buen precio. Cuenta con 3 locales en la ciudad.

Wild Food

Restaurante vegano en pleno centro de Granada. En la mismísima plaza Reyes Católicos. Buena variedad de platos veganos a precio medio-bajo.

La Turquesa

Comida turca a buen precio. Pero comida turca de verdad, no es un kebab. El Hunkar begendi está de vicio.

Horario: de martes a domingo de 13.00 a 17.00 y de 19.00 a 00.00. Lunes cerrado.

La Turquesa Granada
La Turquesa Granada

Bohemia Jazz Café

Bonito local donde tomar algo tranquilamente mientras se conversa con relajante musica jazz de fondo. Las bebidas están muy buenas, sobre todo los chocolates. Un lugar imprescindible en Granada.

Horario: de 15:00 a 01:15 (2:15 viernes y sábados).

Casa Ysla

Franquicia granadina de pastelerías. Encontrarás múltiples locales tanto en la ciudad, como en la provincia. Lo más típico son los Piononos de Santa Fe, unos pequeños bizcochos humedecido en almibar, relleno de yema pastelera y canela, enrollado sobre sí mismo, y rematado con una corona de yema tostada.

Pero todos los pasteles que he probado están muy buenos.

Alrededores de Granada

Mesón Gala (Almuñécar)

En pleno centro de la localidad costera de Almuñécar. Comida española muy buena. No es barato pero merece la pena, unos 30€ por persona. Recomendable reservar.

donde comer en Granada

La Vega

Situado en el Club de Campo en Vegas del Genil, a 7 km de Granada. Restaurante familiar con exquisitas pizzas, hamburguesas y carnes maduradas.

Horario: de lunes a viernes: 12.00 a 16.00 / 20.00 a 00.00

Dónde comer en Granada

Descubre las mejores actividades y tours en Granada con Civitatis:

ENTRADA SIGUIENTE

España / Spain

En esta página encontrarás información sobre nuestros viajes por España. También mucha información sobre Granada, la ciudad donde vivo y de mis viajes alrededor del país.

Síguenos en redes sociales:

España

(Click here for English version)

Como siempre, recomendamos viajar con un buen seguro de viajes. IATI es especialista en seguros de viaje y, por ser nuestro lector, tienes un 5% de descuento.

ENTRADA SIGUIENTE

Granada. Guía práctica.

Granada es la capital de la provincia homónima, situada al sur de España en la comunidad autónoma de Andalucía. Está situada al pie de Sierra Nevada, en la confluencia de cuatro ríos, el Darro, el Genil, el Monachil y el Beiro. Se encuentra a 738 metros de altura, a unos 40 km de Sierra Nevada, el techo de la península ibérica, con el pico Mulhacén a 3479 metros y a 70 km de la costa del mar Mediterráneo.

1. Breve Historia de Granada.

Edad Antigua.

Se cree que en la zona de Monachil, a unos 7 km al este de la Granada de hoy, ya existía un importante asentamiento de la cultura argárica (2300-1500 a.C). Al finales de la Edad del Bronce en el Cerro de los Infantes, en la actual Pinos Puente, también hubo un asentamiento humano entre el 800 y 700 a.C. que, más tarde, se convirtió en un importante asentamiento íbero al que se le llamó Ilurco.

Los restos más antiguos que se han encontrado fueron los de Iltuir, un oppidum íbero que data del siglo VII a.C. en la cima de la colina de San Nicolás, en la margen derecha del río Darro, en lo que hoy día es el barrio del Albayzín.

Entre los siglos V y IV a. C. se produce el apogeo de la cultura ibérica que da lugar a la consolidación de importantes núcleos urbanos, como el de Iltuir e Ilurco, que se disputan el dominio de la Vega del río Genil.

Imperio Romano.

Entre los siglos IV y III a.C. pasa a denominarse Iliberri y queda incluida en el área controlada por los bastetanos y, más tarde, por los cartagineses.

Tras la victoria de Cartago sobre Roma en la Primera Guerra Púnica (264-241 a. C.), Amílcar Barca y su yerno Asdrúbal toman el control de todo el valle del Guadalquivir en el año 237 a.C. Pero tras la derrota de los cartagineses en la Segunda Guerra Púnica, son los romanos los que toman el control.

Hacia el año 190 a.C. el general romano Lucio Emilio Paulo Macedónico fue derrotado en Ilurco. 10 años más tarde, Tiberio Sempronio Graco conquista toda la zona e Iliberis pasó a formar parte del imperio romano, aunque a través de un acuerdo. A partir de entonces, con la aceptación de César como municipio de la Hispania Ulterior, pasa a denominarse Municipium Florentinum Iliberitanum. Más tarde quedó englobada en la Bética y, finalmente, hacia el siglo I d. C., incorporada al Conventus Astigitanus.

Época Musulmana.

Tras la decadencia y desaparición del imperio romano, y la formación del Emirato de Córdoba entre los siglos VIII y XI la ciudad estuvo prácticamente deshabitada. Se cree que solo hubo un pequeño núcleo de población alrededor de la fortaleza Hisn Garnata, nombre con el que se conoció en época musulmana a la antigua Ilíberis, construida sobre los restos de un oppidum ibero-romano, utilizada por Sawwar ben Hamdun como baluarte frente a la rebelión de los muladíes (880-918).

Entre los años 712 y 1012, el núcleo poblacional importante era Medinat Elvira, a los pies de de Sierra Elvira entre los actuales municipios de Pinos Puente y Atarfe, que llegó a ser una de las ciudades más importantes de al-Ándalus, siendo la capital de la Coria de Elvira.

La ciudad Zirí.

Tras la formación de los Reinos de Taifas, entre los años 1010 y 1025 Zawi ben Ziri as-Sinhayi (المنصور الزاوي بن زيري بن مانادو), jefe bereber de la dinastía zirí y fundador de la Taifa de Granada, produce un traslado masivo tras el asalto, incendio y ruina de la ciudad de Ilbira y de su mezquita mayor. Éstos se instalan en el centro de la colina del Albayzín, conocida como Alcazaba Cadima (al-Qasba Qadima), demoliendo los restos de asentamientos anteriores.

La ciudad almorávide y almohade.

En la época almorávide, que va desde los años 1090 a 1147, la estructura urbana de la ciudad se modifica muy poco. Los Almorávides amplían el recinto amurallado, abriendo portones de entrada como la Puerta Nueva o bāb al-Ziyad; o la Puerta Monaita o Bib-Albunaida, que aún se conservan hoy día; así como las Torres Bermejas.

En la época almohade, desde los años 1147 a 1269, tampoco cambia demasiado la estructura de la ciudad. Se construyen algunos edificios importantes como el palacio de Dar-al-Bayda, hoy Cuarto Real de Santo Domingo; el Alcázar del Genil o Qasar al-Sayyid y se amplía el cementerio situado junto a Puerta Elvira o maqbarat al-faqth Sa’ad ben Malik, que hoy día ocupa un gran aparcamiento subterráneo.

Reino Nazarí.

Con la llegada del Reino Nazarí durante la segunda mitad del siglo XIII la ciudad fue creciendo de manera sostenida, por lo que hubo que ampliar las murallas defensivas de Nayd y del gran Rabad al-bayyazin, al norte.

La ciudad se organiza en seis distritos amurallados y dos barrios extramuros:

  • Al-Casba Cadima: la Alcazaba Vieja, el lo alto de la colina del Albayzín, donde se encontraba el Palacio Real de los Ziríes que continuó siendo residencia de los monarcas nazaríes, hasta principios del siglo XIV. Se dividía en los barrios Harat Alcazaba, al norte, y Rabat Almufadar, al sur.
  • Al Casba: Situado al sur de Al-Casba Cadima, rodeándolo por oriente y occidente, llegando hasta el río Darro. Éste integraba uno de los barrios más poblados Rabad Badis, en el que encontraba el palacio de Dar al-Horra, que se conserva hoy día.
  • La ciudad nueva: Situado al sur de los distritos anteriores, en ambas orillas del Darro y en la cornisa suroeste de la colina del Albayzín. Estaba compuesto de un gran número de barrios, y en ellos se situaban algunos de los edificios más importantes de la ciudad como Alhondaq Gidida,el Corral del Carbón aún en pie; o Jima el-Kebir, la Gran Mezquita, hoy desaparecida.
  • Albayzín: En época musulmana hacía referencia exclusivamente a los barrios extramuros situados al norte de la ciudad pero, con el tiempo, su nombre acabó por servir para denominar a la totalidad de la colina donde se instalaron los ziríes.
  • Medina Alhamra: La ciudad palaciega de los monarcas nazaríes situada en lo alto de la colina La Sabika, en la margen izquierda del río Darro. Su construcción se inició por el rey Muhámmad ibn Yúsuf ibn Nasr (محمد بن نصر‎), aprovechando la existencia de una antigua fortaleza zirí. Su hijo Abû `Abd Allâh Mohammed ben Mohammed (Muhammad II) erige la mayor parte de las zonas palaciegas. Para la segunda mitad del siglo XIV ya es una verdadera ciudad.
  • Los barrios del sureste: Fuera de las murallas de la ciudad, existieron dos barrios diferentes: Rabad Arrambla ocupaba la zona que se conoce como Birrambla; y Rabad el-Necued que estaba situado en el extremo sureste de la muralla, sobre la orilla derecha del río Genil, en lo que hoy son las Vistillas de los Ángeles.

Reino de Castilla.

En 1491 ejército castellano entra en la Vega de Granada y pone sitio a la ciudad. El 25 de noviembre se firman en Sant Fe las Capitulaciones, en las que se pactó un plazo de dos meses para la entrega de la ciudad. Antes de vencer ese plazo, el 2 de enero de 1492, Boabdil, el último sultán nazarí, entrega la ciudad.

Con las capitulaciones, los granadinos podían seguir practicando libre y públicamente su religión, se respetarían sus propiedades y se mantendría la vigencia del derecho islámico en litigios entre muslimes, creándose la figura de jueces mixtos cuando se tratase de litigios con cristianos. Los reyes nombran a Hernando de Talavera, confesor de Isabel, primer arzobispo de Granada.

En 1499 fray Francisco Jiménez de Cisneros, nuevo confesor de la reina y arzobispo de Toledo, inicia una dura campaña de conversiones forzosas, con confiscación y quema de libros, encarcelamiento de alfaquíes y procesos inquisitoriales. Esta política generó graves revueltas en el Albayzín tras la conversión de mezquitas en iglesias. Tras esto, los Reyes Católicos aprovechan estos hechos para declarar nulas las Capitulaciones y ordenar una primera expulsión de moriscos y la reclusión de los restantes en un gueto situado en Bib-Rambla.

Durante la Guerra de las Comunidades de Castilla (1520-1522), Granada se mantiene fiel a Carlos I y el Capitán General, el marqués de Mondéjar, se encargó de dominar la situación.

Durante el siglo XVI, la reina Juana I de Castilla (la loca) y, más tarde, su hijo el Rey Carlos I, invierten grandes sumas en el mantenimiento y arreglo de la Alhambra y de otros edificios de interés, lo que facilitó la pervivencia de esta arquitectura. También se construye la Capilla Real (1505), en las que se entierran a os reyes Isabel y Fernando en 1521; el Hospital Real (1511); la Catedral y el Palacio de Carlos V, dentro del recinto de la Alhambra, un mamotreto que no pega ni con cola. Se quedó en la gloria el tipo.

Granada Contemporánea.

El 28 de enero de 1810 las tropas francesas del general Sebastiani ocupan Granada. Aquí se quedan hasta el 16 de septiembre de 1812. Éstos realizan numerosas obras de fortificación en los alrededores de la Alhambra y el Castillo de Santa Elena. También desarrollaron algunas obras urbanas como el ajardinamiento de los Paseos del Salón y la Bomba y el puente Verde sobre el río Genil, situado al final de aquellos, aunque para levantar este desmocharon la torre del Monasterio de San Jerónimo. Antes de abandonar la ciudad, destruyeron varias torres de las murallas de la Alhambra y otros edificios que tenían uso militar.

Tras esto comienza una época de decadencia económica y política, que mejora en 1868 con el auge de la industria azucarera. Sumado a la llegada del ferrocarril, facilita el impulso del comercio y de un nuevo desarrollo urbanístico. Se derriban numerosos edificios de la época musulmana para construir la Gran Vía y se emboveda el río Darro dando origen a la calle Reyes Católicos.

Granada en el Siglo XX.

Con la bonanza económica se produce una importante explosión demográfica, doblándose la población de la ciudad en apenas 40 años. Pero, entre 1926 y 1940 se cerraron todas las azucareras granadinas, originaron una grave crisis económica. Este echo llevó, el 20 de julio de 1936 conspiración militar contra la República, sublevándose y tomando el control de la ciudad.

El estallido de la guerra civil deja a Granada como zona sublevada aislada entre zonas controladas por el gobierno republicano, lo que da lugar, a un gran número de detenciones y ajusticiamientos políticos (García Lorca entre ellos): 3.969 personas fueron fusiladas entre 1936 y 1956 en las tapias del cementerio granadino.

El grave impacto de la guerra, sumado a la pérdida del tejido industrial y a la exclusión de Granada de las zonas apoyadas por la Ley de Protección de la Industria Nacional de 1939, dieron lugar a que la ciudad se estancara económicamente y retrocediera en su demografía.

En la posguerra, Granada pasa a ser una de las ciudades con la renta más baja de todo el país, pasando a ser, prácticamente una ciudad universitaria. En el último tercio del siglo XX se desarrolla un potente sector terciario gracias al turismo.

El 19 de abril de 1956 sucedió el segundo terremoto más importante en la historia de la capital, conocido con los años como el terremoto de Albolote.

2. Cómo llegar a Granada.

Avión.

Aeropuerto Federico García Lorca Granada-Jaén.

Granada cuenta con el aeropuerto Federico García Lorca Granada-Jaén (si, también es el aeropuerto de Jaén… a casi 100km de ésta ciudad) situado a unos 20 km de la ciudad.

Cómo ir del aeropuerto a Granada:

Podemos llegar de tres maneras:

Servicio de Traslado:

Es la manera más cómoda de llegar. Desde el aeropuerto, a la puerta de tu hotel. Aquí tienes uno que funciona muy bien.

Autobús:

En la línea 245 de bus. el precio es de 3€ por trayecto y la última parada es el palacio de congresos de la ciudad. Los horarios son un auténtico galimatías ya que se adaptan a los pocos vuelos que tiene el aeropuerto. Puedes consultar los horarios en la web oficial del Consorcio de Transportes de Granada.

Taxi:

Podemos tomar el taxi en la puerta de llegadas del aeropuerto y su precio es de entre 30 y 35€.

Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol.

Dado que el aeropuerto de Granada es pequeño y apenas tiene vuelos internacionales, otro aeropuerto «secundario» por el que volar a Granada es el aeropuerto internacional de Málaga-Costa del Sol. Éste se encuentra a 135 km de Granada y cuenta con algunos autobuses directos desde el aeropuerto a la ciudad de Granada.

El autobús sale desde el exterior de la planta de llegadas, el precio es de 12.21€ y el trayecto dura unas 2 horas aproximadamente, hasta la estación de autobuses de Granada.

Más información en la página web de Alsa.

Tren.

La estación de tren de Granada está situada muy cerca del centro de la ciudad. Fue inaugurada en 1874 y dispone de servicios de Media y Larga Distancia, así como de Alta Velocidad.

Tras la llegada de la Alta Velocidad a Granada, Renfe ofrece conexiones directas de AVE con Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga y Córdoba.

Para horarios, precios y adquisición de billetes, consultar la página web de Renfe.

Bus.

Podemos llegar en bus a Granada desde casi cualquier punto de la geografía española y de algunos países europeos. La estación de autobuses se encuentra situada en el distrito norte de la ciudad, a unos 3 km del centro de la ciudad.

Para llegar desde la estación de bus al centro podemos tomar las líneas de autobús 5, 21 y 33 junto a la salida de la estación. El precio del billete es de 1.40€.

3. Cómo moverse por Granada.

Granada es una ciudad muy pequeña y con un entramado de calles estrecho y complicado para la movilidad a motor. Todos los puntos turísticos se pueden visitar andando sin problemas.

Autobús.

La ciudad cuenta con un relativamente buen servicio de autobuses. El precio del billete ordinario es de 1.40€.

También podemos adquirir en kioscos y estancos tarjetas monedero de transporte, con el que el precio por trayecto baja a 0.82€. Estas tarjetas son realmente cómodas, porque se pueden recargar en el mismo autobús pagándole directamente al conductor.

Las líneas que más usaremos seguramente sean la 33 que recorre todo el centro de la ciudad y la C30 que va desde el centro a la Alhambra.

plano de granada
Plano de autobuses de Granada.

Más información en la página web oficial de Transportes Rober.

Metro.

El metro de Granada cuenta con una sola línea que cruza la ciudad. Es bastante inútil ya que no llega a ningún punto turístico. Puede que si lo podamos usar para ir desde la estación de autobuses o de trenes hasta nuestro hotel. El precio del billete ordinario es de 1.35€ y con la tarjeta monedero, la misma que para los autobuses, 0.82€.

Plano del metro de Granada.

Más información en la página web oficial del Metropolitano de Granada.

Encuentra multitud de actividades para hacer en Granada con Civitatis en el siguiente enlace:

Recuerda seguirnos en Redes Sociales:

Descubre más sobre nuestros viajes.

El Partal y el Paseo de las Torres.

El Partal.

Desde el patio de Lindaraja accedemos a través a de unos pequeños jardines con vistas al Sacromonte llamados Patio de la Higuera, al Partal.

Esta entrada desemboca a la explanada donde nos encontramos el precioso pórtico del Palacio del Partal, presidiendo los hermosos jardines del recinto con su gran alberca al frente.

Partal

Tras sus cinco pórticos se encuentra la sala principal en el interior de la torre llamada Torre de las Damas. Junto a esta encontramos el «observatorio», un precioso mirador característicos de otras construcciones nazaríes, como el Palacio de Comares.

Fue construida en tiempos del Sultán Muhammad III (1302-1309) siendo el palacio más antiguo que se conserva en la Alhambra. Además, destaca por ser el único palacio que no ha sufrido ninguna reestructuración a lo largo de la historia.

El Palacio del Partal fue incorporado al Conjunto de la Alhambra en 1891 tras la cesión al estado de su entonces propietario Arthur Von Gwinner.

A su lado encontramos, dirección a la Meca, el pequeño Oratorio del Partal, construido durante el reinado de Yusuf I (1333-1354) para favorecer la meditación del Sultán sobre la identidad de la naturaleza, la Creación y la oración.

Oratorio.
Oratorio.
Oratorio.

Al otro lado del palacio encontramos las Casas Nazaríes, un grupo de casas construidas en el siglo XIV. Son cuatro casas conocidas como casa de González Pareja, casa de Villoslada, Casa de los Balcones y casa de las Pinturas, independientes entre sí.

Casas Nazaries.

Si subimos por las primeras escaleras a mano derecha, nos topamos con el Rawda o Rauda, que significa cementerio. Un edificio de planta cuadrangular a espaldas del Palacio de los Leones, donde la familia real enterraba a sus familiares difuntos, hasta que Boabdil se llevó a todos sus antepasados al castillo de Mondújar tras abandonar la Alhambra.

Puerta de la Rauda.

En el centro de los jardines, a media altura se encuentra la Casa Contigua al Palacio del Partal Alto, una casa que presenta una estructura similar a las edificaciones nazaríes, dotada de amplias habitaciones abiertas a un patio central alrededor de una alberca.

Lo que vemos es una réplica de la original de 2008 ya que la original se trasladó a los almacenes del museo de la Alhambra debido a su deterior, para ser restaurada y conservada.

Casa Contigua al Palacio del Partal Alto.

Desde aquí podemos disfrutar de unas maravillosas vistas del Palacio del Partal.

Paseo de las Torres.

Seguimos paseando por los jardines del Partal hasta llegar a la muralla, donde nos encontramos la Torre de los Picos, que servía para defender la Puerta del Arrabal. Fue construida entre finales del siglo XIII o principios del XIV y es conocida así unos elementos con forma de ménsulas que sobresalen en la cara exterior de la planta alta y que servían como balcones volados para, desde arriba, controlar toda la vertical de la torre y de la planta situada en su base.

Torre de los Picos.
El Generalife desde el paseo de las Torres.

Siguiendo la ronda de la muralla, que recibe el nombre de Paseo de las Torres, nos encontramos un poco más adelante con la Torre del Cadí y, más adelante, la Torre de la Cautiva.

La Torre de la Cautiva era conocida como Torre de la Ladrona en el siglo XVI y más tarde de la Sultana. Más tarde se le cambió el nombre al actual porque se cree que la habitó Doña Isabel de Solís, convertida al Islam con el nombre de Zoraya, favorita del rey Muley Hacén.

Torre del Cadí y detrás la de la Cautiva.

Un poco más adelante nos topamos con la Torre de las Infantas, quizá, la torre más famosa de todas. Ésta es similar a la Torre de la Cautiva aunque su decoración expresa en general un momento de decadencia que coincidiría con el cambio del siglo XIV al XV, concretamente a la época del sultán Muhammad VII (1392-1408).

Esta torre es escenario de la famosa leyenda de las tres princesas, Zaida, Zorayda y Zorahaida, recogida por Washington Irving en sus famosos Cuentos de la Alhambra.

Seguimos un poco más y nos topamos con la Torre del Cabo de la Carrera, llamada así por ser el límite de la calle Mayor de la Alhambra. La torre fue restaurada en 1502 por orden de los Reyes Católicos pero destruida por el ejército de Napoleón en 1812 cuando abandonaban la ciudad. Hoy solo se conservan sus restos.

Junto a las ruinas encontramos el acceso a los jardines del Generalife, aunque de momento no entraremos y seguiremos por la ronda, tomando el Camino Real de la Alhambra.

Pasado el acceso al Generalife llegamos a la Torre del Agua, conocida así por encontrarse junto al acueducto que conduce el agua del Generalife a la Alhambra.

Originalmente era una gran torre de tres plantas sólo quedan los restos ya que también fue dinamitada por las tropas de Napoleón en 1812. El resto de la Alhambra no corrió la misma suerte gracias a José García, cabo de inválidos que cortó las mechas encendidas entre la Torre de la Carrera y la de las Infantas.

Torre del Agua y el acueducto a su lado.

Tras pasar el acueducto, entramos en los restos de la medina donde encontramos la Torre de Juan de Arcela y un poco más adelante la Torre de Baltasar de la Cruz.

Seguimos caminando y llegamos a la Puerta de los Siete Suelos. Ésta fue la entrada más importante de todo el recinto de la Alhambra. En principio fue llamada como Bib «al-Gudur» o Puerta de los Pozos por los musulmanes debido a las mazmorras que existían en los campos situados frente a la torre usados para confinar presos.

Se cree que fue por la que salió el derrotado Rey Boabdil y entregó la Alhambra a los Reyes Católicos, pidiéndoles que nadie volviese a atravesar la puerta, cerrándola para siempre.

Su nombre actual viene de la creencia que afirma la existencia de siete pisos subterráneos bajo el baluarte que la defiende, aunque realmente solo se conocen dos.

Al otro lado de la calle se encuentran los Jardines de San Francisco y tras estos, el Convento de San Francisco. Se construyó en 1494 por orden de los Reyes Católicos sobre el palacio nazarí de los Infantes de Muhammad III. En su capilla fueron enterrados por primera vez Isabel y Fernando hasta que Carlos I de España ordenó al conde de Tendilla que los trasladara a la Capilla Real, donde siguen enterrados hoy día.

En 1835 los franciscanos abandonan el convento. Éste tiene durante años varios usos incluyendo un cuartel militar hasta que el arquitecto Leopoldo Torres Balbás lo reconstruye desde casi una ruina entre 1927 y 1936.

En 1945 se inaugura aquí el Parador de Turismo perteneciente a la red de Paradores Nacionales de Turismo.

Jardines de San Francisco y el convento.

Un poco más adelante nos encontramos con las ruinas de la Torre de los Abencerrajes, una pequeña torre defensiva, que el ejército de Napoleón dinamitó en 1812. Junto a ella se encuentran las ruinas del Palacio de los Abencerrajes, un parque arqueológico en el lugar donde se encontraba el palacio adosado a la murallas junto a la Torre de los Abencerrajes.

En 1501 los Reyes Católicos ceden el palacio don Juan Chacón, Adelantado de Murcia, y contador mayor del Real Consejo. A partir de entonces, el palacio pasa a denominarse Palacio de la Contaduría.

Aquí se encuentra uno de los accesos al recinto de pago de la Alhambra.

Si salimos y seguimos la calle pronto nos encontramos con los baños de la mezquita, construido para dotar a la Mezquita Aljama que se encontraba donde hoy se encuentra la Iglesia de Santa María de la Alhambra.

Fueron construidos en la época del sultán Muhammad III (1302-1309). Más tarde fueron transformados en viviendas. En el siglo XIX vivió aquí el guitarrista Antonio Barrios, con los que fue denominada «Casa del Polinario».

Hoy en día es un museo dedicado a su hijo, el músico y compositor Ángel Barrios.

Baños de la mezquita.
Iglesia de Santa María de la Alhambra.

Descubre todo más sobre Granada.

Disfruta de una fabulosa visita guiada a la Alhambra con Civitatis.

Alhambra de Granada: un palacio de ensueño

La Alhambra es un complejo monumental situado en la ciudad de Granada, Andalucía. Se trata de un conjunto de antiguos palacios, jardines y fortaleza construido para alojar a la corte del Reino Nazarí (1238-1492) y, tras la reconquista, para la realeza castellana.

Su rica decoración interior es de las más importantes del arte y arquitectura andalusí y alberga el museo de arte andalusí. Está gestionado por el Patronato de la Alhambra y el Generalife y en 2016 fue el segundo monumento más visitado de España después de la Sagrada familia de Barcelona. Antes de la pandemia lo visitaban una media de casi 3 millones de visitantes al año.

Historia de la Alhambra

La primera referencia al Qal’at al-Ḥamra fue durante el gobierno de ‘Abdullah ibn Muhammad (888-912), durante las batallas entre los árabes y los muladíes. Según parece, entonces el castillo era pequeño sus muros no eran capaces de disuadir a un ejército que intentara conquistarlo. Éste pequeño castillo cayó en el olvido hasta que, en el siglo XI, Samuel ibn Naghrela, visir del emir Badis ben Habus de la dinastía zirí, lo reconstruyó desde sus ruinas, en un intento de preservar el asentamiento judío también ubicado en la colina de la Sabika.

Época Nazarí

En el año 1238 Muhámmad ibn Yúsuf ibn Nasr, fundador de la dinastía nazarí, conocido como Ibn al-Aḥmar (el rojo), decide iniciar la reconstrucción del castillo de la Sabika y se instala en el con su corte. La Alhambra se convierte entonces en palacio, ciudadela y fortaleza, siendo la residencia oficial de los sultanes, funcionarios y soldados.

El diseño incluyó planos para seis palacios, dos torres de circuito y numerosas casas de baños.

Entre Yusuf I (1333–1353) y su hijo Muhammad V (1353-1391) completan la Alhambra convirtiéndola en un reflejo de la cultura de los últimos siglos del dominio musulmán de Al Andalus. Siendo refugio de artistas e intelectuales durante la Reconquista cristiana. En esta época, la Alhambra disfruta de su mayor esplendor.

La Alhambra se transforma en una ciudad palatina, completada con un sistema de riego compuesto por acequias para los jardines del Generalife ubicados fuera de la fortaleza, dejando de depender del agua de la lluvia almacenada en los aljibes.

Con el avance de la reconquista por la Península Ibérica Granada recibe cada vez más musulmanes exiliados de toda ella, con lo que la ciudad va creciendo modificándose, creando nuevos barrios y ampliando las cercas y murallas prácticamente hasta su conquista al final del siglo XV.

El último sultán nazarí, Muhammad XII de Granada, entrega el Emirato de Granada en 1492 sin que la propia Alhambra fuera atacada cuando las fuerzas de los Reyes Católicos, el rey Fernando II de Aragón y la reina Isabel I de Castilla, toman los alrededores.

Patio de los Arrayanes
Patio de los Arrayanes.

Siglo XVI-XVIII

Tras esto, la Alhambra queda establecida como Casa Real y sufre numerosas alteraciones. En 1526, el emperador Carlos V construye el palacio que lleva su nombre, derribando parte del palacio de invierno. Mamotreto que nunca se termina y que no llega ni a ver.

La casa de Austria continua con Felipe II (1556-1598) y sus sucesores al cargo de la conservación de la Alhambra. A principios del siglo XVIII, el rey Felipe V desposee de la alcaldía al Marqués de Mondéjar, heredero del Conde de Tendilla, comenzando una etapa de abandono de la Alhambra prácticamente hasta el reinado de Carlos IV, a finales del siglo XVIII y principios del XIX.

Siglo XIX-XX

En 1812 algunas de las torres son destruidas por los franceses bajo el mando del Conde Sebastiani, durante la ocupación napoleónica. Por suerte, un soldado español pudo sabotear la dinamita instalada para volar la Alhambra, salvándola de la destrucción total.

Comienza la reconstrucción en 1828 por el arquitecto José Contreras. Tras la Revolución de 1868, la Alhambra pasa a ser gestionada por el estado, desligándola de la Corona. Y en 1870 se la declara como Monumento Nacional.

En 1905 se crea una Comisión Especial para gestionar los cuidados de la Alhambra, sustituida en 1913 por el Patronato de Amigos y en 1914 se crea el Patronato. En 1917 se redacta el Plan General de Conservación de la Alhambra y en 1921 la finca del Generalife queda adscrita al Estado.

Tras la Guerra Civil Española, en marzo de 1940 se crea un Patronato para la Instalación y adaptación a residencia del Palacio de Carlos V y en agosto se dicta un Decreto de ampliación de las funciones encomendadas al Patronato; extensivas al resto del Monumento.

El 8 de noviembre de 1980 se entrega, en el Salón de Comares, al Patronato de la Medalla de Oro de la Fundación alemana Friedrich Von Schiller, por la conservación y restauración de edificios y conjuntos europeos.

En 1986 se aprueban los estatutos que rigen actualmente al Patronato de la Alhambra y el Generalife como resultado de un proceso de transferencias en materia de cultura, que tuvo lugar desde el Gobierno central a la Junta de Andalucía.

Información general

Puedes realizar una maravillosa visita guiada para conocer en profundidad la historia de la Alhambra:

Cómo llegar a la Alhambra

Autobús: Hay 2 líneas de bus que llegan hasta la Alhambra:

  • Línea C30: Centro-Alhambra. Parten desde la plaza Isabel la Católica y llega hasta el Generalife. Ésta es la más directa y más habitual para subir a la Alhambra.
  • Línea C32: Albayzín-Alhambra. Parte desde Plaza Nueva.

El trayecto dura unos 10 minutos y el precio es de 1.40€.

Puedes encontrar más información en la web oficial de Transportes Rober.

Taxi:

Es el método más rápido pero también el más caro. El trayecto dura unos 5 minutos desde el centro de Granada y el precio es de unos 8€ (9.35$) aproximadamente.

Coche:

 El acceso a la Alhambra se realiza por la carretera A-395 llamada Ronda Sur, a la que se accede desde la circunvalación de Granada (N-323 / A-44) siguiendo las indicaciones de la Alhambra o del cementerio.

En el túnel del Serrallo, debe utilizar el carril izquierdo y tomar la salida 5A. En la rotonda gire a la izquierda para subir por Avda. de Santa María de la Alhambra y después por Camino Viejo del Cementerio hasta encontrar la señal de parking de la Alhambra.

El coche hay que dejarlo en una de las 4 zonas de aparcamiento. Éste tiene una capacidad de hasta 600 vehículos y tiene una zona especial para bus y autocaravanas.

El precio es fijo tanto en invierno como en verano y es de 2.82€ la hora por los coches y 4.65€ por los autobuses. El máximo diario es de 19.25€ por los coches y 31.20€ por los autobuses (a partir de 10 horas).

Teniendo en cuenta que visitar la Alhambra con tranquilidad nos lleva entre 3 y 4 horas, es mejor moverse en transporte público.

A pie: 

Es lo que recomendamos nosotros. No es para todos ya que, desde Plaza Nueva, son unos 800 metros de subida constante con un desnivel del entre el 6 y el 23%.

La subida es preciosa ya que se realiza a través del bosque de la Alhambra.

Horarios de la Alhambra

Visita a la Alhambra Diurna General:

Del 1 de abril al 14 de octubre:

De lunes a domingo: de 08:30 h a 20:00 h.
Horario de taquilla: de 08:00 h a 20:00 h.

Del 15 de octubre al 31 de marzo:

De lunes a domingo: de 08:30 h a a 18:00 h.
Horario de taquilla: de 08:00 h a 18:00 h.

Visita Diurna Jardines:

Del 1 de abril al 14 de octubre:

De lunes a domingo: de 08:30 h a 20:00 h.
Horario de taquilla: de 08:00 h a 20:00 h.

Del 15 de octubre al 31 de marzo:

De lunes a domingo: de 08:30 h a 18:00 h.
Horario de taquilla: de 08:00 h a 18:00 h.

Visita nocturna a Palacios Nazaríes:

Del 1 de abril al 14 de octubre:

De martes a sábado: 22:00 h a 23:30 h.
Horario de taquilla: de 21:00 h a 22:45 h.

Del 15 de octubre al 31 de marzo:

Viernes y sábado: 20:00 h a 21:30 h.
Horario de taquilla: de 19:00 h a 20:45 h.

Visita nocturna a Jardines y Palacio del Generalife:

Del 1 de abril al 31 de mayo

De martes a sábado: 22:00 h a 23:30 h.
Horario de taquilla: de 21:00 h a 22:45 h.

Del 1 de septiembre al 14 de octubre

De martes a sábado: 22:00 h a 23:30 h.
Horario de taquilla: de 21:00 h a 22:45 h.

Del 15 de octubre al 14 de noviembre

Viernes y sábado: 20:00 h a 21:30 h.
Horario de taquilla: de 19:00 h a 20:45 h.

Información importante:

  • El acceso a los Palacios Nazaríes debe realizarse en el horario indicado en el billete.
  • El último pase a los Palacios Nazaríes será una hora antes de que termine el horario de visita.
  • Puede comprar sus entradas a la Alhambra a través de Internet.
  • El desalojo del recinto empezará a partir de la hora señalada de cierre.
  • La Alhambra permanece cerrada los días 25 de diciembre y 1 de enero.

Entradas a la Alhambra

Visita diurna general:

  • General: 14€.
  • Niños entre 12 y 15 años (cuando acompañen a sus padres, familiares o tutores legales): 8€.
  • Niños menores de 12 años (cuando acompañen a sus padres, familiares o tutores legales): Gratis.
  • Ciudadanos de la UE mayores de 65 años y titulares de Tarjeta Andalucía Junta sesenta y cinco: 9€.
  • Carnet Joven (Euro < 30 y Euro < 26): 9€.
  • Discapacitados (con más del 33% de discapacidad y previa presentación del documento acreditativo): 8€.

Si adquieres este tipo de entrada se puede visitar la Alcazaba, los Palacios Nazaríes y el Generalife.

Visita diurna a los jardines:

  • General: 7€.
  • Niños menores de 12 años (cuando acompañen a sus padres, familiares o tutores legales): Gratis.
  • Carnet Joven (Euro < 30 y Euro < 26): 6€.

Con este tipo de entrada podemos visitar los jardines, la Alcazaba y el Generalife.

Visita nocturna a los Palacios Nazaríes:

  • General: 8€.
  • Niños menores de 12 años (cuando acompañen a sus padres, familiares o tutores legales): Gratis.
  • Carnet Joven (Euro < 30 y Euro < 26): 6€.

Con esta entrada podemos visitar el Palacio de Carlos V, los Palacios Nazaríes (Mexuar, Palacio de Comares, Palacio de los Leones y Corredor – Lindaraja) y la Puerta de la Justicia.

Visita nocturna a los jardines y Generalife:

  • General: 5€.
  • Niños menores de 12 años (cuando acompañen a sus padres, familiares o tutores legales): Gratis.
  • Carnet Joven (Euro < 30 y Euro < 26): 4€.

Con este tipo de entrada podemos acceder al Paseo de los Nogales del Generalife a los Jardines Nuevos o Jardines Bajos del Generalife y al Palacio del Generalife.

Información importante sobre la Alhambra:

Debido a la gran demanda y a la limitación del número de visitantes por día, se recomienda adquirir éstas de manera anticipada.
Sólo podrá acceder a los Palacios Nazaríes en el horario indicado en cada billete. Si no entra en su horario asignado, no podrá visitar dicho espacio.
Debido a la gran afluencia de público, es recomendable llegar al monumento con antelación, especialmente en fines de semana y festivos.

Visitando la Alhambra

Alhambra

Encuéntranos en redes sociales:

Palacios Nazaríes.

Lo primero con lo que nos encontramos al acceder a los palacios es la Sala del Mexuar.

Sala del Mexuar.

Era el lugar en el que se reunía el consejo de ministros o Sura, que era conocido como Maswar, su nombre en árabe.

Se trata de una sala muy antigua, anterior al Palacio de Comares y al de los leones. Se cree que fue construida durante el reinado de Isma’il I (1314-1325), quinto soberano de la dinastía nazarí.

Ha sufrido varias remodelaciones a lo largo de la historia. Las decoraciones datan de los reinados de Yusuf I (1333-1354) y, más tarde, del segundo mandato Muhammad V (1362-1391).

En sus orígenes tenía un cuerpo central de linterna, por la que entraba la iluminación que se extendía por la sala. Hoy tan sólo se conservan las cuatro columnas y sus entablamentos.

En el siglo XVI, tras la conquista, se modifica todo el espacio para añadirle una planta superior y transformarlo en Capilla. Desde el desaparecido Pórtico del Patio de Machuca se coloca en el Mexuar por artesanos moriscos el friso epigráfico de yesería que discurre por encima del zócalo alicatado, con una clara intención simbólica: «El Reino es de Dios. La fuerza es de Dios. La Gloria es de Dios».

Sala del Mexuar.

Al fondo de la sala encontramos el oratorio, donde rezaban el Sultán, su familia y la corte. Este oratorio fue destruido en 1590 por la explosión de un polvorín y fue reconstruido en 1917.

 Las inscripciones contienen una cita del Corán y laudatorios de Muhammad V, entre otras. Entre ellas se lee: “Ven a la oración. No seas de los negligentes”.

Oratorio.
Patio de Machuca.

Desde la Sala del Mexuar se accede al Patio de Machuca, aunque hoy en día no se puede visitar pero podemos contemplarlo desde aquí.

El patio fue diseñado por el arquitecto del Palacio de Carlos V. En el centro encontramos una pequeña alberca similar a los ninfeos romanos, en cuyos lados menores disponía de dos fuentes circulares que vertían agua a su interior.

Junto al oratorio encontramos el pequeño acceso al Patio del Cuarto Dorado.

Patio del Cuarto Dorado.

Se trata de un pequeño patio que sirve de unión entre la Sala del Mexuar y el Cuarto Dorado. La fachada sur fue construida por órden de Mohamed V, en la que encontramos dos puertas adinteladas iguales, alicatado sobre zócalo de cerámica, y decoración de yesería. Justo encima se encuentran dos ventanas exactamente iguales con arcos peraltados de festón y otra más pequeña en medio, rodeada de inscripciones del Corán.

Toda la fachada está adornada numerosas inscripciones, que rezan el lema «Sólo Dios es vencedor» y en el friso de madera podemos leer labrado uno de los poemas de Ibn Zamrak.

La fuente que encontramos en el centro es una réplica exacta de 1943 de la fuente original, que hoy en día se encuentra en los Jardines de Daraxa.

La puerta de la izquierda de esta fachada nos lleva a una sala decorada con yeserías con friso de mocárabes y techo de lazo pintado en la época de los Reyes Católicos, con una inscripción que hace referencia a la toma de Granada. La de la derecha se encuentra cerrada al público.

Tras cruzar esta pequeña sala llegamos al espectacular Patio de los Arrayanes, en el Palacio de Comares.

Palacio de Comares.

Éste palacio era la residencia oficial del monarca, y está compuesto por un conjunto de dependencias agrupadas en torno al Patio de los Arrayanes, con galerías porticadas en los extremos, situándose al norte la Sala de la Barca y la Sala de los Embajadores, que ocupa el interior de la Torre de Comares, desde donde se domina el valle del Darro.

Yusuf I ordenó que se construyera y adornara de manera exquisita, dejara maravillado al visitante, aunque fue su hijo Mohamed V el que concluyó la obra y construyó una fachada a lado sur del Patio del Cuarto Dorado.

Patio de los Arrayanes.

El Patio de los Arrayanes o Patio de Comares, se encuentra en el centro del Palacio de Comares. En el centro se encuentra el estanque de 34 metros de largo que divide el patio longitudinalmente y se abastece de agua gracias a dos pilas de mármol situadas en cada extremo. Ambos lados del estanque se encuentran sendas filas de arrayanes, que contrastan con su color verde intenso con el blanco del mármol del suelo.

En los laterales encontramos dos naves en los que se encuentran los aposentos donde residían las mujeres. En la planta baja existen varias puertas que conectan con las distintas dependencias. La decoración del patio en esta galería, excepto el zócalo de azulejos se rehizo durante el siglo XIX, adornándola como el pórtico opuesto.

En los lados menores, se levantan unos pórticos, sostenidos por columnas de capiteles cúbicos, de siete arcos semicirculares adornados con rombos calados e inscripciones de alabanza a Dios. Con el arco central más grande que el resto y presenta enjutas macizas con decoración de ataurique y capiteles de mocárabes.

Torre de Comares y Patio de los Arrayanes.

Sala de la Barca.

En el extremo norte del patio de los arrayanes en entramos a la sala de la barca. Con forma rectangular de 24 metros por 4,35, en sus inicios era algo más pequeña pero fue ampliada por Mohamed V.

Se cree que su nombre proviene del término árabe baraka, que significa bendición.

En esta sala existió una bóveda semicilíndrica que fue destruida por el fuego del incendio de 1890, sustituida por una reproducción de aquella que fue totalmente terminada en 1964. Los muros presentan ricas yeserías con el escudo nazarí y dentro de él, la palabra “Bendición” y el lema de la dinastía “Sólo Dios es vencedor”. 

Salón de Embajadores.

Tras la Sala de la Barca comunicada por un doble arco, se encuentra el Salón de Embajadores, la más sorprendente y majestuosa sala del palacio, en el que se encontraba el trono y se realizaban las recepciones oficiales.

Se trata de una gran sala cuadrada de 11 metros de lado y 18 de altura, en el que su suelo era antiguamente de mármol (hoy son losetas de barro) en el que se observa en el centro el escudo de los Alhamares, realizado en azulejos en el siglo XVI.

Las demás paredes de la sala presentan cada una tres arcos que dan a tres camarines abiertos en el espeso muro de 2,5 metros de grosor, con balcones gemelos y ventanas encima. En ellas encontramos poemas, alabanzas a Dios, al emir, el lema de los nazaríes o textos del Corán.

Torre de Comares.

El salón de Embajadores se encuentra en la Torre de Comares. Esta torre, con sus 45 metros de altura es la mayor de la Alhambra. Su nombre proviene de las comarías, las vidrieras de colores de los balcones que iluminan la gran sala que ocupa el interior de la torre.

Entre la Sala de la Barca y el Salón de Embajadores se encuentran dos pasadizos, uno a cada lado, que llevan a las habitaciones superiores del torreón, el dormitorio de invierno del sultán y la salida a la terraza de la torre, el de la izquierda; y a un pequeño oratorio usado únicamente por el sultán, el de la derecha.

Se cree que fue en esta torre donde se celebró el Consejo en el que se decidió entregar la ciudad a los Reyes Católicos. Se dice que desde uno de sus balcones, la madre de Boabdil, al enterarse de ello, le dijo:

“Mira lo que entregas y acuérdate de que todos tus antepasados murieron reyes de Granada y el reino muere en tí”

También se cree que fue aquí donde Cristóbal Colón se reune y convence a la Reina Isabel de su expedición a las Indias por Occidente que le llevó al descubrimiento de América el 12 de Octubre de 1492, y donde la ésta le ofrece sus joyas para financiar el viaje.

Volvemos sobre nuestros pasos hasta el patio de los Arrayanes. En la fachada este encontramos la puerta que conecta el Palacio de Comares con el Palacio de los Leones.

Palacio de los Leones.

Tras suceder a Yusuf I, Mohamed V no sólo terminó con las reformas que había dejado inacabadas su padre, sino que comenzó a construir lo que sería su gran obra: el Impresionante Palacio de los Leones.

Este palacio constituía las estancias privadas de la familia real, y se construyó en el ángulo que forman los Baños y el Patio de los Arrayanes.

En este palacio el arte nazarí alcanza su máximo esplendor, en el que se alcanza una belleza de una sensibilidad y armonía incomparables, donde la luz, el agua, el colorido, la decoración exquisita, convierte a este palacio en una auténtica maravilla arquitectónica y una obra de arte.

El palacio está compuesto por un patio central rodeado de galerías de columnas a modo de claustro cristiano, que permite el acceso a distintas salas: al oeste la de los Mocárabes, al este la de los Reyes, al norte la de Dos Hermanas, Ajimeces y Mirador de Daraxa y al sur la de los Abencerrajes y el Harén.

Sala de los Mocárabes.

Es la sala a la que entramos desde el Palacio de Comares. Ésta es la más sencilla de las salas del palacio y se encuentra a la antigua entrada de éste.

Su nombre se debe a la bóveda de mocárabes que la cubría que, tras la explosión de un polvorín en 1590, quedó tan dañada que hubo que demolerla.

La sala se dividía en dos partes. A la izquierda se cubrió con una bóveda elíptica y se separó, sobre 1636, de la derecha con una reja. Desde 1863 se pueden observar los restos de la bóveda original.

Patio de los Leones.

Desde la Sala de los Mocárabes accedemos directamente al Patio de los Leones. Esta es la imagen más reconocible y famosa de la Alhambra y, seguramente, de todo Granada.

Su nombre procede de los doce leones surtidores de la fuente que ocupa el centro del patio, leones sobre los que descansa la gran taza de forma dodecagonal y que la rodean construida en mármol blanco. En el borde de la taza, se encuentra esculpido un poema de Ibn Zamrak.

A principios del siglo XVII se le añadió otra taza que hoy en día se encuentra en el Jardín de los Adarves, junto con el surtidor que la remataba, que era posterior.

Fue construido por orden de Mohamed V y está rodeado por una galería a modo de claustro cristiano, lejos del estilo del típico patio musulmán andaluz, más parecido al que presenta el Patio de los Arrayanes, sostenido por 124 columnas de mármol blanco y fino fuste.

Los dos centros de los lados más largos del patio tienen arcos de medio punto mayores que el resto y poseen unas arquivoltas de mocárabes que comunican el patio con la Sala de los Abencerrajes y con la Sala de Dos Hermanas. Sobre ellos se encuentran los aposentos de las mujeres del sultán.

En el centro de cada una de las galerías cortas se encuentran los pabellones, que avanzan sobre el patio, de planta cuadrada, y recubiertos de cúpulas semiesféricas de madera en su interior.

El centro del patio encontramos unos canales de mármol blanco que parten del interior de los pabellones y bajo los cenadores, que confluyen en la fuente central en forma de cruz. En los extremos de los canales existen unos surtidores que proveen de agua a la fuente central.

Sala de los Abencerrajes.

Debe su nombre a que la tradición popular asegura que en esta sala fueron degollados los Abencerrajes, una poderosa familia musulmana oriunda de Granada que rivalizó por el poder con los ziríes en luchas civiles que provocaron el debilitamiento del reino nazarí en el siglo XV.

En la sala existe una mancha de óxido que cubre parte de la pila de mármol del centro de la sala, que la superstición presenta como una mancha de sangre de dichos Abencerrajes.

El cuadrado central de la sala posee alcobas en sus laterales, con arcos decorados de manera exquisita cuyas columnas poseen capiteles azules, y techos con pinturas. Sobre ocho trompas de mocárabes encontramos una magnífica cúpula también de mocárabes, en las que podemos leer una inscripción que dice: “No hay más ayuda que la que viene de Dios, el clemente y misericordioso”.

Techo de la Sala de los Abencerrajes

Salimos de la Sala de los Abencerrajes y seguimos por el patio hasta la Sala de los Reyes.

Sala de los Reyes.

Se encuentra al oeste del palacio y su nombre viene de una pintura que podemos observar en la cúpula central. También se le conoció por Sala de la Justicia y, a partir del siglo XVIII como Sala del Tribunal.

Las pinturas se pueden ver en las tres cúpulas de madera en forma de elipse, y forradas de cuero. En la del centro vemos representados a los diez primeros reyes de la dinastía nazarí, salvo los usurpadores Ismail I y Mohamed VI.

En las de los laterales observamos escenas caballerescas y románticas, y posiblemente cuentan leyendas o aventuras de reyes musulmanes.

Accedemos a la sala por tres pórticos con arcos triples de mocárabes y decorados con rombos calados, sostenidos por finas columnas. Ésta está dividida en siete partes: tres habitaciones cuadradas, separadas por dos tramos rectangulares y alcobas en los extremos.

Volvemos a salir al Patio de los Leones para continuar a la Sala de las Dos Hermanas.

Sala de las Dos Hermanas.

Se encuentra al norte del palacio justo enfrente de la Sala de los Abencerrajes y su nombre proviene de las dos grandes losas gemelas de mármol que se encuentran en el piso de la sala.

Esta era la sala central de la residencia a la Sultana y su familia real, y se sabe que la madre de Boabdil vivió aquí con sus hijos, tras ser repudiada por Muley Hacén (penúltimo sultán del Reino nazarí de Granada).

Fue construida por Mohamed V y contiene alcobas con techos de lazo que comunican con las Habitaciones de Carlos V y, a través de un balcón, con los Jardines del Partal.

El pavimento de la sala, de mármol, posee una pequeña fuente con surtidor y un canalillo que conduce el agua hasta el patio de los Leones. Pero lo más destacable es la impresionante cúpula de mocárabes del techo en la que la iluminación ha sido perfectamente estudiada, mediante la abertura de ventanitas laterales. Las paredes de la sala están cubiertas de unas finísimas yeserías con diversos temas, entre los que podemos encontrar tanto el clásico lema de los nazaríes «Sólo Dios es vencedor» como, por ejemplo, unas manos cerradas.

Palacios nazaries

Al fondo de la sala accedemos a la Sala de los Ajimeces, llamada así por los balcones gemelos de su pared norte, que se asoman al jardín. Es una sala rectangular cubierta por una cúpula de mocárabes, rehecha en el siglo XVI.

En el extremo norte de la Sala de los Ajimeces se encuentra el Mirador de Daraxa, atravesando un gran arco apuntado de mocárabes, en el que encontramos un poema en las inscripciones que decoran sus jambas, junto con un zócalo de azulejos de color negro, blanco y amarillo, bellísimo por su finura y destreza a la hora de realizar el complicado motivo que exhibe.

Es una pequeña sala rectangular, con dos arcos laterales y uno doble frente a la entrada que mira al Patio de Daraxa, que fue cerrado por las Habitaciones de Carlos V. Sobre los ventanales se encuentran unos arcos apuntados de mocárabes, en cuyos paños aparecen inscripciones de alabanza a Dios, a Mohamed V y poesías.

Mirador de Daraxa.

Desde la misma Sala de las Dos Hermanas accedemos a un pasillo que da acceso, primero, a los baños.

Baños.

Realmente pertenecen al Palacio de Comares, construidos al este del palacio, siguiendo el modelo de las termas romanas.

La primera sala, la Sala de Camas, era el apoditerium, los vestuarios, con un espacio cuadarado en el centro en el que encontramos una fuente y unas galerías alrededor; y un espacio abierto al piso superior, desde donde el monarca podía contemplar a sus mujeres desnudas (anda que era bobo). Desde aquí, éste lanzaba una manzana a su elegida para pasar la noche. A los lados encontramos camas destinadas al descanso posterior al baño, con alicatados de colores.

Toda la decoración que podemos ver hoy son de la época cristiana ya que debido al mal estado que han presentado los baños a lo largo de los siglos, han hecho que se restauren y reconstruyan varias veces. 

La siguiente sala es el frigidarium, la sala fría en la que se encontraba una pila de agua fría. En el centro encontramos tepidarium, la sala templada y luego el caldarium, la sala de vapor, en la que había una caldera de cobre donde se calentaba el agua que se conducía por galerías subterráneas para calentar estas estancias.

Actualmente se encuentra cerrada al público y sólo se abre en determinadas ocasiones.

Al final del pasillo llegamos a las Habitaciones de Carlos V.

Habitaciones de Carlos V.

Se construyeron como alojamientos para el Emperador Carlos V mientras se terminaba su palacio, sobre los jardines que rodeaban el alcázar, y estaban comunicadas con el resto por la Galería de la Reja. Como el palacio, el listillo nunca llegó a habitarlas.

Están compuestas por seis salas terminadas en 1537. Las dos primeras están situadas entre el Patio de la Reja y el Jardín de Daraxa y en el friso de una de ellas hay una inscripción en la que podemos leer: “Imperator Karolus V Hispaniarum rex semper augustus pius foelix invictissimus” y el lema: Plus oultre.

Al resto de salas se las conoce como las Habitaciones de Washington Irving ya que fueron habitadas por el escritor estadounidense en 1829, durante su visita a Granada. Estas cuatro salas actualmente permanecen cerradas al público y solo se pueden visitar en contadas ocasiones.

Al norte de la última habitación encontramos una pequeña puerta que da al Peinador de La Reina, construido en el siglo XVI y restaurada en 1842. Tampoco se puede visitar habitualmente aunque si se abre en algunas ocasiones.

A la derecha tenemos el pasillo que da acceso al Patio de la Reja, bajando por unas escaleras.

Patio de la Reja.

Este patio es conocido por ese nombre por la reja existente en la pared sur a modo de balcón construida en 1655, aunque el patio se construyó a la misma vez que las Habitaciones de Carlos V.

En el centro encontramos una fuente y en las cuatro esquinas, cuatro cipreses centenarios.

A su derecha se encuentra la Sala de las Ninfas, debido su nombre a unas estatuas femeninas de mármol que se encuentran en el Palacio de Carlos V.

Desde aquí accedemos a los Jardines de Daraxa.

Jardines de Daraxa.

También llamados de los Naranjos y de los Mármoles, fueron construidos entre 1526 y 1538 a la misma vez que las Habitaciones de Carlos V.

En estos jardines podemos encontrar una gran fuente de mármol central decorada en su borde con una poesía y colocada aquí en 1626 aprovechando la gran taza que se encontraba en el Patio del Cuarto Dorado. La fuente se encuentra rodeada de cipreses, acacias, naranjos y arbustos de boj.

Al sur de los jardines encontramos los sótanos de la Sala de las Dos Hermanas, y son un conjunto de habitaciones alrededor de la Sala de los Secretos. Esta sala es conocida así si dos personas se colocan cada una en una esquina de la habitación y una de ellas habla en voz baja en dirección a la esquina, la de la esquina contraria escuchará perfectamente lo que la primera dijo, debido a la acústica que proporciona su bóveda vaída.

El Partal desde los Jardines de Daraxa.

Descubre todo sobre la Alhambra de Granada.

Adquiere tus entradas sin colas con Civitatis:

Exteriores de la Alhambra

Si subimos andando a la Alhambra, que es lo suyo, empezaremos subiendo la cuesta de Gomérez desde Plaza Nueva. A unos 350 metros nos encontramos con la Puerta de las Granadas.

Puerta de las Granadas

La Puerta de las Granadas fue construida por el arquitecto Pedro Machuca por orden de Íñigo López de Mendoza y Mendoza, IV conde de Tendilla. Está construida en forma de arco del triunfo romano, en estilo renacentista.

Su construcción empieza en 1526 para conmemorar la visita de Carlos I de España tras su boda Isabel de Portugal. La puerta se levanta en lugar de la puerta Bib al-Buxar o puerta de las alegres nuevas, la original islámica, que consistía en un torreón defensivo que protegía el valle situado entre la colina de la Sabica y el Monte Mauror.

Antiguamente era conocida como la Puerta de los Gómerez. A partir del siglo XVIII se le cambia el nombre al actual por las 3 granadas que coronan el frontón triangular remata el arco principal, y que acompañan al escudo imperial de Carlos I de España y V de Alemania.

El 10 de febrero de 1870 se declara como Monumento Nacional.

Puerta de las Granadas.

Atravesamos la puerta y tenemos tres opciones.

A la derecha una escaleras que suben a través del bosque con la que subimos hasta las taquillas y la entrada al Generalife.

Por el centro tenemos una cuesta asfaltada. Si subimos por aquí, lo primero que nos encontramos son las ruinas de la Puerta Bib-Rambla o Puerta del Arenal. También se conocía popularmente por Arco de las Orejas ya que, parece ser, que en ella se colgaban los miembros de los ajusticiados.

La puerta perteneció a la muralla de la medina hasta finales del siglo XIX, en la que se iba a proceder a su demolición. Se hace pieza por pieza y se guarda en el museo arqueológico de Granada hasta que, en 1933, el arquitecto e importante restaurador de la Alhambra, Leopoldo Torres Balbás decide reconstruirla y emplazarla en su ubicación actual.

Puerta Bib-Rambla.

Un poco más arriba, pasamos un cruce y empieza el camino de tierra. Lo primero que nos encontramos es una fuente, que es el monumento a Ángel Ganivet, un famoso escritor granadino.

Terminando la Cuesta de Gomérez, encontramos la fuente del Pimiento situada frente al Hotel de Washington Irving. Ya desde aquí, llegamos a las taquillas y la entrada del Generalife.

Si tomamos el camino de la izquierda, que es el que más me gusta a mi particularmente, subiremos por la empinadísima Cuesta Empedrada.

Pilar de Carlos V

Casi al final de la cuesta nos encontramos con el Pilar de Carlos V. Se trata de una fuente situada junto a la Puerta de la Justicia y es una de las obras más importantes del Renacimiento granadino. Fue construida por Niccolo da Corte según diseño de Pedro Machuca en 1545. Debe su nombre al entonces Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Carlos V, a su vez rey Carlos I de España.

En el reza la inscripción en latín: “IMPERATORI CAESARI KAROLO V HISPANIARUM REGI“. Viene a significar más o menos: “EMPERADOR Y REY DE ESPAÑA CÉSAR CARLOS V “. (Los emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico eran conocidos como César).

Pilar de Carlos V.

Puerta de la Justicia.

La puerta de la Justicia o puerta de la explanada, se construyó en 1348. Es la más monumental de las cuatro puertas de las murallas exteriores. Encima podemos encontrar tallada una mano de Fátima en el gran arco de la fachada y una llave en la clave del arco de entrada.

Sobre estos símbolos rezan varias leyendas. Una de ellas dice que simbolizan el poder del Islam y que ningún infiel podrá atravesarla hasta que ambos se unan. Otra dice que cuando ambas se unan se acabará el mundo.

Puerta de la Justicia.

En lo alto de el arco de entrada se encuentra esculpida una imagen de la virgen y el niño. Son obra de Roberto Alemán por orden de los Reyes Católicos.

En la explanada podemos encontrar también un pequeño pilar dedicado al escritor Washington Irving por la ciudad de Granada. Se colocó con motivo del centenario de su muerte en 1859.

Tras atravesar la puerta encontramos un retablo en madera obra de Diego de Navas el Joven instalado en 1588 a petición popular de los granadinos.

Puerta del Vino.

Tras cruzar la puerta continuamos y llegamos a la Puerta del Vino, que queda a nuestra derecha, la principal puerta de la medina en la época zirí. Al ser una puerta interior, no necesitaba tanto espacio para la guardia y defensa, no como las puertas de las murallas exteriores.

Se construyo en época del Sultán Muhammad III entre los años 1302 y 1309, aunque su decoración exterior es posterior. La fachada oeste es de finales del siglo XIII y principios del XIV y está construida en piedra arenisca. La placa del dintel del arco menciona al Sultán Muhammad V que gobernó en la segunda mitad del siglo XIV. Al ser la fachada exterior, podemos observar la simbólica llave tradicional.

La fachada interior, orientada al este, fue decorada también en tiempos de Muhammad V. Fue durante las campañas militares de Jaén, Baeza y Úbeda en 1367.

Puerta del vino
Puerta del Vino

Si, en vez de cruzar la Puerta del Vino, continuamos recto llegamos a la Plaza de los Aljibes. Debe su nombre de unos aljibes que se construyeron en 1494 en el barranco que separaba entonces la Alcazaba de los palacios. Se construyó por orden del Conde de Tendillas. Más tarde fueron soterrados y construida la plaza encima. En 1955, se realizaron unas excavaciones que descubrieron la plaza medieval.

Plaza de los Aljibes y Alcazaba.

Desde el extremo de la plaza tenemos unas buenas vistas del barrio del Albayzín.

En la plaza encontramos el punto de acceso a la Alcazaba, en la que tendremos que entregar la entrada para poder visitarla.

Alhambra

Descubre todo sobre la Alhambra de Granada.

Adquiere tus entradas sin colas con Civitatis:

Francia 2020: visitamos Bretaña y Mont Saint-Michel

Este invierno decidimos darnos una pequeña escapada para visitar Bretaña y el Mont Saint Michel. Llevábamos años queriendo visitarlo. Sin imaginar que sería el último viaje en avión que realizaríamos en mucho tiempo a causa de la pandemia de Covid-19 que se declararía, tan solo, una semana más tarde de nuestra vuelta.

6 de marzo

Llegamos a Bretaña

La noche anterior nos acostamos con la incertidumbre que deja una huelga de controladores aéreos en los aeropuertos franceses. Pero en principio tanto por la web de Easyjet como por la de Aena parece que va en hora.

No olvides tu seguro de viajes. Te recomendamos IATI, especialistas en seguros de viaje. Además, por ser nuestro lector, obtendrás un 5% de descuento en tus seguros:

Iati seguros

Llegamos al aeropuerto y, efectivamente, embarcamos en hora. Pero estando ya sentados, avisan de que nos retrasaremos una hora.

easyjet
El penúltimo avión que veríamos en mucho tiempo.

Despegamos con unos 50 minutos de retraso. Nantes nos recibe con lluvia y 2ºc. Vamos a pasar frío.

Nos vamos directamente a por el coche, un citroen cactus, más feo que un dolor por dentro y por fuera. El coche nos costó en total 64.94€ los tres días.

Salimos del aeropuerto y al poco… atasco. Obras en un puente en la circunvalación de Nantes. Pero bueno, va relativamente ligero.

Pasamos el atasco y unos 20 km más adelante ¡PAM!, otro atasco. Este más gordo y más lento. Más obras en la carretera.

Pasamos el trago y como a mitad de camino entre Nantes y Rennes nos paramos a comer algo.

No lo recordaba de la vez anterior, pero el café en Francia está jodidamente perro. Da mucho asco. Así que pocos cafés más íbamos a tomar.

Seguimos de camino. Como hora y media después llegamos al pueblo medieval de Dinan.

Dinan

Dinan se funda en el siglo XI. Hacia el año 1283 se construye la muralla y en 1364 el castillo. La ciudad prospera en el siglo XVI gracias a la artesanía y al puerto en el río Rance.

En el siglo XVIII la actividad comercial fue estimulada por la instalación de numerosos telares. Estos abastecían de velas y telas a los navíos de Saint Malo.

Hay muchos parking en el pueblo. Como estamos en temporada baja, los del centro del pueblo tienen plazas libres.

Aparcamos en el de la plaza del mercado y nos clavan 2.40€ por hora y media. Desde aquí empezamos a pasear por el casco medieval. La primera parada es la Église Saint-Malo de Dinan.

Construida durante el siglo XV, el duque Francisco II, temiendo la captura de Dinan ordenó la destrucción de la primera iglesia de Saint-Malo poco después. Entre finales del siglo XV y el XVI se reconstruyó y se fue ampliando poco a poco.

Église Saint-Malo de Dinan
Église Saint-Malo.
Église Saint-Malo de Dinan
Église Saint-Malo.

Seguimos paseando y un poco más abajo llegamos al convento Les Cordeliers. Construido en 1251 bajo el patrocinio de Notre Dame des Vertus para los monjes franciscanos, hoy en día reconvertido en instituto de educación secundaria. Lo malo es que no están permitidas las visitas.

convento Les Cordeliers
Convento Les Cordeliers.
convento Les Cordeliers
Convento Les Cordeliers.

Seguimos bajando paseando por el precioso casco antiguo de Dinan hasta llegar a la Tour de l’Horloge, un campanario construido en el siglo XV. Se puede subir al campanario pagando 4€.

Tour de l'Horloge
Tour de l’Horloge
Dinan

Muy cerca se encuentra la Basilique Saint-Sauveur de Dinan. Es una de las dos iglesias parroquiales católicas de Dinan junto con la Église Saint-Malo. Las partes más antiguas del edificio se construyeron el el siglo XII. Es de estilo románico y gótico.

Église Saint-Malo Dinan
Église Saint-Malo.

Seguimos paseando y llegamos hasta el Château de Dinan. Construido en 1384, fue declarado monumento histórico en 1886. Pertenece a la comuna y alberga un museo municipal. Con esta visita terminamos con Dinan.

Château de Dinan
Château de Dinan.

Sobre las 17.30 nos pusimos de camino a Saint Malo. Como media hora después llegamos a la ciudad y dejamos el coche en uno de los parking intramuros.

Saint Malo

Sain Malo es un histórico puerto francés en Ille-et-Vilaine, Bretaña, en la costa del Canal de la Mancha. Fue fundada por los galos en el siglo I a.C. como la Reginca Romana o Aletum.

A fines del siglo IV d. C., el distrito de Saint-Servan era el sitio de un importante promontorio de la costa sajona. Protegía el estuario del Rance de los invasores marítimos de más allá de las fronteras.

Durante el declive del Imperio Romano Occidental, Armórica (la actual Bretaña) se rebeló contra el dominio romano bajo los Bagaudae y en los siglos V y VI recibió a muchos británicos celtas que huían de la inestabilidad a través del Canal.

El moderno Saint-Malo tiene sus orígenes en un asentamiento monástico fundado por San Aarón y San Brendan a principios del siglo VI.

El 11 de marzo de 1590 Saint-Malo proclama su independencia del Reino de Francia y se vuelve la República de Saint-Malo, tomando el lema “no francés, no bretón, sino malouino”. La república llega a su fin el 5 de diciembre de 1594 con la conversión al catolicismo del rey Henri IV.

Tras la anexión definitiva del Ducado de Bretaña a Francia, y con el descubrimiento de América y el desarrollo de los intercambios comerciales ultramarinos, Saint-Malo se convirtió en un emporio económico. Este desarrollo económico se frena a causa de la Revolución Francesa El episodio más traumático fue el fusilamiento de 60 “contra-revolucionarios” en las dunas del tulard de la Armada vendeana en diciembre de 1793. El más joven tenía 16 años, el más viejo 19.

Porte de Dinan, Saint Malo
Puerta de Dinan.

Tras la revolución, la pesca se convierte en su actividad económica principal hasta que, a mediados del siglo XIX se convierte en uno de los principales balnearios de Europa.

Tras el Desembarco de Normandía y el avance aliado hacia Bretaña, las tropas alemanas se hicieron fuertes en Saint-Malo. Las tropas estadounidenses bombardearon intensamente la ciudad hasta que los alemanes se rinden. Durante estos bombardeos se utiliza por primera vez el napalm. La mayor parte de intramuros, así como el puerto, quedaron devastados.

Subimos al muro para recorrerlo y disfrutar de las vistas. Hacía un viento que literalmente te llevaba a parte de lluvia a ratos. Hubo hasta un momento que nos cayó aguanieve.

La verdad es que mereció la pena. Las vistas tanto a la costa, como a la ciudad son increíbles. La pena es que con la marea alta no se podía llegar a las islas Petit y Grand Bé.

Petit y Grand Bé
Petit y Grand Bé.
Fort National Saint Malo
Fort National.

Recorrimos el muro y bajamos a la altura del ayuntamiento. El viento y la lluvia había podido con nosotros.

Atravesamos la puerta de San Vicente y junto a ella nos sentamos en una crepería llamada La duchesse Anne a tomarnos algo y, como no, a comernos un crepe mientras llovía a mares.

Porte Saint-Vincent, Saint Malo
Puerta de San Vicente.
Mairie - Saint-Malo
Ayuntamiento.

Los crepes los comimos en un sitio llamado Brasserie du Lion D’Or, junto a la puerta de San Vicente.

Brasserie du Lion D'Or

Después de reponer fuerzas nos fuimos a dar un paseo nocturno hasta la catedral.

El pueblo de noche estaba totalmente desierto y con poquita iluminación así que decidimos volver al coche que estábamos a 45 km del hotel. El parking nos costó tan solo 0.60€ por casi dos horas. Nos quedamos flipando. Supongo que en temporada alta será un leñazo.

Tardamos casi una hora en llegar al hotel. Llovía a mares y no se vía nada, a parte de que nos perdimos por el camino.

El hotel elegido fue el Ibis Portonson Baie du Mont Saint Michel. Un hotel recién construido, tanto que en el google maps la ubicación aparece en medio de un cercado. El hotel estaba muy bien, del corte clásico de todos los ibis. Además muy barato, 57€ la noche con desayuno incluido.

Encuentra el mejor hotel al mejor precio en Mont Saint Michel con Agoda:

hoteles en Mont Sain Michel

Para cenar, como se había hecho tarde, decidimos hacerlo en el restaurante del hotel, que era especialista en carne a la parrilla. La carta estaba solo en francés así que después de un buen rato nos fuimos a lo seguro y nos pedimos unas hamburguesas que estaban realmente buenas. La única pega fue el servicio lento lento.

Ibis Portonson

Después de cenar, a la cama que había que madrugar mucho.

7 de marzo

Nos levantamos bien temprano. Hoy tocaba visitar el sitio cual era la razón para realizar el viaje: el Mont Saint Michel.

Mont Saint Michel

El Mont Saint-Michel se encuentra situado en una isla mareal rocosa (una isla conectada a tierra a través de una lengua de arena), aunque durante la prehistoria se encontraba en tierra firme.

El Monte Saint-Michel fue utilizado en los siglos VI y VII como un bastión de Armórica hasta que fue saqueado por los Francos. Entre los siglos V y VIII, el Monte Saint Michel perteneció al territorio de Neustria y, a principios del siglo IX, era un lugar importante en las marchas de Neustria.

Hasta el siglo VIII la isla se llamaba Mont Tombe (en latín, tumba). Según una leyenda, el arcángel Miguel se le apareció en el año 708 a Aubert de Avranches, obispo de Avranches, y le indicó que construyera una iglesia en el islote.

A través del Tratado de Compiègne en el año 867, el rey de los francos concede la península de Cotentin y el Avranchin, incluido el Monte Saint Michel, a los bretones.

En el año 933 Guillermo I Espada Larga se anexiona a Normandía la Península de Cotentin del debilitado Ducado de Bretaña.

En 1067, el monasterio del Monte Saint-Michel dio su apoyo a Guillermo el Conquistador en su pretensión al trono de Inglaterra.

Durante la Guerra de los Cien Años, el Reino de Inglaterra realizó repetidos asaltos a la isla, pero no pudo tomarla debido a la mejora de las fortificaciones de la abadía.

Mont Saint-Michel

Desayunamos tranquilamente, tirando medio café que mira que estaba perro, imbebible.

Nos ponemos en camino y sobre las 9 de la mañana ya estábamos fuera del coche. Lo dejamos en uno de los 13 parkings. En verano tiene que ser tremendo lo que se junta de gente. Hay un bus gratuito que te lleva desde los parkings hasta la puerta del recinto pero nosotros decidimos hacerlo andando disfrutando de las vistas.

Supuestamente se tarda unos 35 minutos pero, entre fotos y selfies tardamos como 45.

Mientras cruzábamos el puente, llegó un bus de línea que venía desde la cercana ciudad de Portonson. La verdad es que mientras preparaba el viaje no lo vi por ningún sitio.

Mont Saint-Michel

El pueblo es muy bonito, subimos dejando atrás a ambos lados multitud de restaurantes, hoteles y tiendas de regalos hasta llegar, después de como un millón de escalones, a la abadía.

Mont Saint-Michel
Mont Saint Michel

La entrada cuesta 11€ y, a parte, alquilamos una audioguía por 3€ más que estaba muy bien porque al ser sin auriculares podíamos compartirla.

La abadía es realmente espectacular, con una historia muy, muy rica. Es una visita totalmente imprescindible.

Abbaye du Mont-Saint-Michel
Mont Saint Michel

Durante toda la visita nos acompañó un equipo de una televisión surcoreana que tenían pinta de estar grabando un documental.

Abbaye du Mont-Saint-Michel
Abbaye du Mont-Saint-Michel

Al terminar la visita, el siguiente paso era visitar Fougères. Pensábamos comer allí pero nos separaban 50 minutos de coche al final decidimos buscar algo en las afueras del monte. Para volver tomamos el bus gratuito hasta la primera parada que hacía.

Mont Saint Michel
Bus del Mont Saint Michel.

Puedes contratar una fabulosa visita guiada para descubrir la historia y los secretos del Mont Saint Michel con Civitatis:

Tour por Mont Saint michel

Habían muchos restaurantes pero algunos estaban cerrados. Suponemos que serán estacionales y sólo abrirán en verano.

Al final nos decidimos por uno que tenía muy buenas críticas en internet: el Restaurant La Ferme Saint Michel, de comida típica francesa.

Comimos exagerado de bien aunque algo caro, pero es la tónica en Francia. Nos comimos 2 menús, uno de 24€ y otro de 29€. Ambos constaban de entrante, plato principal y postre, todos a elegir entre varias opciones. La verdad es que es muy recomendable.

Restaurant La Ferme Saint Michel
Restaurant La Ferme Saint Michel
Restaurant La Ferme Saint Michel

Con la barriga llena volvimos al parking y pagamos los 9.10€ que costaba en temporada baja y nos pusimos en camino de la villa medieval de Fougères.

Fougères

Fougères es una comuna y subprefectura francesa de Ille-et-Vilaine, en la región de Bretaña. La presencia de numerosos monumentos megalíticos, particularmente en el bosque de Fougères , sugiere que la región ya estaba habitada en el Neolítico.

La creación de Fougères se remonta a la Edad Media. Encontramos la primera mención del castillo de Fougères hacia finales del siglo X, siendo entonces una simple fortificación de madera situada sobre un promontorio rocoso, cuya posición dominaba ventajosamente el valle del Nançon y las marismas circundantes.

A partir del siglo XII la población se aleja de la orilla del Nançon y la ciudad crece hacia arriba, dividida en dos parroquias: Saint-Sulpice para la ciudad baja y Saint-Léonard para la ciudad alta. La economía entonces se basa en las curtidurías , tejedoras y pañeras.

En el siglo XVI la ciudad pierde su papel defensivo. La artesanía continúa desarrollándose, en particular el trabajo en peltre. Durante las Guerras de Religión, la ciudad siguió siendo católica mientras que Vitré se vio afectada por los enfrentamientos con los hugonotes.

A principios del siglo XX la industria va reemplazando gradualmente a la artesanía y crece poco a poco la fabricación de calzado.

Durante la Crisis del Petróleo de 1973, las fábricas de calzado van cerrando poco a poco. A partir de aquí la industria se diversifica: agroalimentaria, mueblera, mecánica, vidrio, electrónica, informática y robótica. Fougères también organiza un importante mercado de ganado. A partir de la década de 2000, la ciudad se abrió más al turismo, gracias al desarrollo de su castillo medieval y sus barrios históricos.

Algo menos de una hora después de salir estábamos aparcando en uno de los parking de la villa que era gratis, por lo menos en esta época.

Nada más salir del parking, nos encontramos de frente con el Château de Fougères.

Château de Fougères

El Château de Fougères, fue construido en el siglo X y destruido en 1166, lo que ahora podemos ver es una reconstrucción que abarca desde el siglo XII hasta el siglo XV. Se puede visitar pagando 8.50€.

Junto al Château de Fougères se encuentra la Église Saint-Sulpice de Fougères. Levantada entre los fosos del castillo y el antiguo curso del río Nançon, en el barrio medieval de los curtidores entre los siglos XII y XVI, constituye el corazón del bourg-vieil (ville-basse).

Château de Fougères
Église Saint-Sulpice de Fougères

Muy cerca salía una veredilla que se supone que llevaba a un mirador llamado Butte à Bigot. No vayas. Es un engaña bobos. No se ve una mierda.

Bajamos del engañabobos y vamos paseando por el barrio medieval hasta llegar al jardín público.

Eglise Saint-Léonard

Subimos los cuestones del jardín público hasta llegar a la Eglise Saint-Léonard. Desde allí podemos admirar unas magníficas vistas, no como desde el engañabobos el Butte à Bigot.

Château de Fougères

La Eglise Saint-Léonard se construyó en el siglo XII por los monjes de Pontlevoy en la meseta con vistas al castillo de Ferns.

Como se había hecho demasiado tarde, decidimos cancelar la visita de Vitré e irnos directamente a Rennes, donde tenemos el hotel para pasar la noche.

Fougères
Château de Fougères

Unos 40 minutos después de salir, llegábamos al hotel. Elegimos el Novotel Rennes Alma. Bien situado para nosotros ya que estaba junto a la salida de la circunvalación que enfilaba directa para Nantes para no perder tiempo al día siguiente. Lo malo es que, para llegar al centro de Rennes, hay que usar transporte público.

Encuentra el mejor hotel al mejor precio en Rennes con Agoda:

Hoteles en Rennes

Rennes

Rennes es la capital de la región de Bretaña y capital del departamento Ille y Vilaine. Fue fundada entre los siglos II y I a.C. como capital de la tribu gala de los redones llamándose entonces Condate. Durante el Imperio Romano se convierte en un importante núcleo urbano.

La ciudad se convierte una de las poblaciones más importantes de la región fronteriza del Ducado de Bretaña durante la Edad Media con la llegada de los pueblos bretones.

Tras la anexión del Ducado de Bretaña al reino de Francia, se convierte en una capital provincial y acoge el Parlamento de Bretaña.

El hotel nos sorprendió pero no para bien. Para empezar no tenía ascensor. Tiene solo dos plantas pero subir por las escalera cargados con las maletas es una faena. Además, se veía bastante viejo. La habitación era muy amplia y teníamos a nuestra disposición tés y cafés solubles gratuitos en la habitación.

Dejamos el hotel y nos fuimos al metro, que estaba a unos 15 minutos del hotel. Tomamos la línea A por 1,50€ (1.80$) cada billete, que son válidos durante una hora y nos fuimos hasta la estación République.

Salimos del metro y nos encontramos junto al Palais du Commerce. Construido a finales del siglo XIX y principios del XX, es una antigua bolsa de valores. El edificio albergaba la biblioteca, la Escuela Regional de Bellas Artes o el Conservatorio Nacional de Música. Una oficina de correos y el Café de la Paix han estado presentes en el edificio desde la primera inauguración.

Palais du Commerce Rennes

Nos vamos dando un paseo hacia el centro de la ciudad. Muy cerca llegamos a la Place de la Mairie. En ella podemos encontrar el ayuntamiento y la Opéra de Rennes.

El ayuntamiento o Mairie fue construido entre 1734 y 1743 por Ange-Jacques Gabriel tras el gran incendio de Rennes en 1720, mientrasToussaint-François Rallier du Baty era alcalde. Albergaba en su ala norte las facultades de derecho y ciencias de 1840 . El gabinete de química, ocupado en particular por el profesor Faustino Malaguti hasta 1855 , estaba en la actual alcaldía.

Mairie de Rennes

La Opéra de Rennes es una sala de estilo italiano diseñado por Charles Millardet y construido por Pierre Louise en el siglo XIX. Hoy, el edificio alberga principalmente arte lírico y organiza algunos eventos locales, como la ópera al aire libre.

Opéra de Rennes

Muy cerca se encuentra el Palacio del Parlamento de Bretaña. Es un edificio de arquitectura clásica construido en el Siglo XVII y fue la sede del Parlamento de Bretaña desde su construcción hasta su disolución por la Revolución Francesa en febrero de 1790. El edificio se convirtió en la Corte de Apelaciones de Rennes en 1804. Este monumento fue completamente restaurado después del incendio del 5 de febrero de 1994, consecuencia de un incidente relacionado con las violentas manifestaciones de pescadores.

Palacio del Parlamento de Bretaña

Seguimos paseando por el precioso casco medieval de Rennes hasta llegar a la Basilique Saint-Aubin en Notre-Dame de Bonne-Nouvelle. Es una basílica católica menor situada en la Place Sainte-Anne. Se empezó su construcción en el año 1884 y a día de hoy sigue sin terminar. A parte de eso, están arreglando los alrededores así que el recinto está cerrado y lleno de materiales de construcción.

Basilique Saint-Aubin en Notre-Dame de Bonne-Nouvelle

A un lado se encuentra el Le Couvent des Jacobins – Centre des Congrès de Rennes Métropole. Es un antiguo edificio religioso y un antiguo cuartel construido en 1369. Incluye una abadía, un claustro y edificios conventuales. En 2018, el edificio se convirtió en el centro de convenciones de Rennes Métropole.

Para cenar, paseando fichamos un sitio de hamburguesas con una pinta tremenda. Se llama Back to the 60’s y como indica, está ambientado en el Estados Unidos de los 60. Como cerraba tarde y estaba hasta arriba, seguimos paseando.

Al rato volvimos y seguía hasta las tachas pero aún así entramos. Esperamos como 20 minutos y nos dieron mesa. Hay que decir que, efectivamente, estaban de escándalo y no fue demasiado caro. Todas las hamburguesas estaban alrededor de 15€ y venían con un montón de papas fritas y un poquito de ensalada.

Back to the 60’s Rennes
Back to the 60’s Rennes

Si dispones de algo más de tiempo,puedes conocer su amplio patrimonio con esta bonita visita guiada en español por su centro histórico:

Tour guiado por Rennes

Después de cenar volvimos al metro para ir al hotel a descansar.

Sacando el billete, llegó una chica que acababa de bajarse y nos dio su billete que aún estaba en vigor. Nos explicó que es una práctica habitual dejarlos encima de la máquina para que la gente lo usara. Ahí nos dimos cuenta de que en todas habían bastantes billetes. De hecho, había carteles que decían que estaba prohibido. Cuando llegamos a nuestra parada, hicimos lo mismo. Allá donde fueres haz lo que vieres…

8 de marzo

Nos levantamos tempranito con un poco de lluvia y nos ponemos en camino a Nantes. En principio nos iba a separar hora y media. Al llegar, los alrededores del hotel estaban todos cortados por una carrera popular por el día de la mujer, así que tardamos 2 horas en llegar al hotel.

Nantes

Nantes es la capital del Departamento de Loira Atlántico y está situada a orillas del río homónimo.

Se cree que durante la época romana su nombre era Condevicnum y era la capital de un pueblo llamado «Namnetes» y era parte de la provincia Lugdunense (cuya capital era Lugdunum, la actual Lyon).

El dominio imperial sobre Nantes terminó a principios del siglo v, y la ciudad formó parte sucesivamente del reino de Clodoveo, del reino franco de Neustria y del Imperio carolingio.

En el año 843, los vikingos invadieron por primera vez Nantes. Se asentaron en una isla de la zona y a lo largo de casi 100 años hicieron varios intentos de conquista. Fuero expulsados definitivamente en 937 por el duque bretón Alain Barbetorte, quien hizo de la ciudad su capital. Pero, después de su muerte, el ducado pasó a los condes de Rennes.

A mediados del siglo XI, el conde Hoel de Cornouaille heredó el condado de Nantes y desposó a la heredera del ducado de Bretaña. Durante la guerra de los Cien Años, Nantes fue sitiada por los ingleses en 1343, atacada por el conde de Buckingham, y libertada posteriormente por Olivier de Clisson en 1380.

Fue nuevamente sitiada en 1491 por el rey de Francia Carlos VIII, a quien fue entregada por traición, casándose con la duquesa Ana de Bretaña para legitimar los derechos que acababa de adquirir sobre la herencia de Ana.

En consecuencia de estos matrimonios, la Bretaña, así como la ciudad de Nantes, quedó incorporada a la Francia oficialmente en 1532. Nantes dejó de ser la capital de Bretaña pasando a ser Rennes.

Entre los siglos XV y XIX era el puerto de comercio atlántico de esclavos más importante de toda Francia.

Después de mil vueltas y al borde de la desesperación, conseguimos llegar a la parte trasera del hotel donde estaba la entrada del parking.

El hotel que elegimos fue el Ibis Nantes centre Gare Sud. En pleno centro de Nantes pero fácil de llegar en coche en condiciones normales, de hecho, salir de la ciudad no nos costó nada. El parking nos costó 13€ extra.

Encuentra tu hotel ideal al mejor precio en Nantes con Agoda:

Hoteles en Nantes

Dejamos las cosas en consigna porque era temprano y nos vamos a ver Nantes.

Justo al lado del hotel se encuentra La Tour Lu. La torre pertenece a la antigua fábrica de LU (la de las galletas) inaugurada en 1895. En 1909 se construyeron dos torres en las esquinas pero fueron dañadas por los bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial. Hoy sólo se conserva una de ellas que fue restaurada a su estado original por el arquitecto Jean-Marie Lépinay a finales de la década de 1990.

La Tour Lu

Desde aquí llegamos cruzando un puente hasta el exterior del Château des ducs de Bretagne, el castillo de los duques de Bretaña. Sirvió como el centro de la provincia histórica de Bretaña hasta su separación en 1956.

Se encuentra en la margen derecha del Loira, que anteriormente alimentaba sus zanjas. Fue la residencia de los duques de Bretaña entre los siglos XIII y XVI, convirtiéndose posteriormente en la residencia bretona de la monarquía francesa. Hoy el castillo alberga el Museo de Historia de Nantes.

Château des ducs de Bretagne

Junto al castillo se encuentra la oficina de turismo. Entramos a por un poco de información. La chica que nos atendió lo pasó fatal la pobrecilla porque de inglés iba bastante justita, por no decir que iba muy floja.

Entramos al castillo ya que pasear por lo alto del muro es gratis. A pesar de la lluvia y el frío, recorrer los muros está muy bien, disfrutas de buenas vistas de los alrededores.

Château des ducs de Bretagne

En uno de los laterales, había un tobogán larguísimo que iba hasta el foso pero sólo abre en verano si la climatología lo permite. Ahora, es un mamotreto que no pega ni con cola.

De aquí nos fuimos dando un paseo bajo la lluvia hasta la Cathédrale Saint-Pierre-et-Saint-Paul, la catedral de la diócesis de Nantes y sede del obispo de Nantes. Su construcción abarcó 457 años, desde 1434 hasta 1891 , pero estos retrasos de ninguna manera afectan la calidad o la consistencia de su estilo gótico . Ha sido clasificado como monumento histórico desde 1862.

Cathédrale Saint-Pierre-et-Saint-Paul

Dentro se puede admirar la tumba y efigies del duque Francisco II de Bretaña y su esposa Margarita de Foix (padres de Ana de Bretaña). Esta tumba de mármol, que Michel Colombe tardó cinco años en realizar (1502-1507), está decorada con los doce apóstoles y cuatro mujeres que representan la fuerza , la prudencia ,templanza y justicia. Fue instalado en la catedral en 1817.

Cathédrale Saint-Pierre-et-Saint-Paul

El edificio también alberga el cenotafio del General de Lamoricière , un monumento erigido en 1878 en homenaje papal a los servicios prestados por este hijo de Nantes.

Cathédrale Saint-Pierre-et-Saint-Paul

Al salir de la catedral, nos fijamos que en el suelo había una línea verde. Resulta que tienen marcados los recorridos turísticos por la ciudad. Además, en ciertos puntos hay un ojo dibujado, punto perfecto para contemplar el monumento.

Nantes

Teníamos ya un poquillo de gazuza pero era temprano. Al lado de la catedral había una panadería pastelería en la que había una gran cola que se alargaba por la calle. Esto tiene que estar muy rico, así que nos pusimos en cola.

El sitio de llama La Boulangerie d’Antan. Tenía un millón de tipos de pan, pasteles y bocadillos. Nos pillamos unos dulces típicos de Nantes llamados bottereaux, que son como una especie de donuts cuadrados y pequeños, y tambien un brioche nosequé que estaba de muerte.

Muy cerca pasamos por delante de un starbucks. Aunque no nos gusta mucho, decidimos entrar para ver si, al ser una franquicia, el café estaba menos perro. Yo me pedí un matchalatte calentito y Sara si se pidió un café que estaba menos perro pero no bueno.

Ya con el cuerpo calentito nos acercamos a la cercana Place Royale. Fue diseñada en 1786 por el arquitecto Mathurin Crucy y construida en 1790 después de la destrucción de las murallas medievales. La fuente se construyó en 1865.

Junto a la fuente había un grupo de personas realizando una reivindicación por el día de la mujer.

Place Royale

Detrás de la Place Royale se encuentra la Basilique Saint-Nicolas. Es una basílica de estilo neogótico. El edificio actual se construyó entre 1844 y 1869, aunque ya desde el año 1186 hay indicios de un edificio religioso.

 Basilique Saint-Nicolas

Muy cerca se encuentra también el Passage Pommeraye, una galería de mercado construida a partir de finales de 1840. Su construcción llevó a la ruina de su promotor, Louis Pommeraye.

El pasaje, considerado como un éxito arquitectónico, seguía siendo un lugar floreciente de comercio. Se ha beneficiado de una renovación completada en 2015. El sitio desde luego es una preciosidad.

Passage Pommeraye

Un poco más adelante llegamos a la Place Graslin. Ésta es una de las principales plazas del centro de la ciudad de la cual el monumento más significativo es el Teatro Graslin, que es la ópera de Nantes construido a finales del siglo XVII.

Teatro Graslin

Mientras vamos de camino a Les Machines de l’Île, vamos buscando algún sitio para comer, pero no hay nada de nada abierto. ¿Un domingo a mediodía todos los restaurantes cerrados? Vivir para ver.

Café de la Branche

Al llegar a la explanada donde se encuentra el recinto de Les Machines de l’Île, vemos que hay una pequeña cafetería llamada Café de la Branche, así que entramos a mirar. Tenían bocadillos y sandwiches así que nos comimos unos sandwiches gratinados que venían en un plato con ensalada que estaba muy bueno y costaba 7.50€.

Al terminar de comer, empezaba el primer paseo del Grand Éléphant, la estrella de la exposición de Les Machines de l’Île.

Les Machines de l’île es un espacio de exhibición y entretenimiento creado por François Delarozière y Pierre Orefice que se encuentra en la Isla de Nantes, en el Parc des Chantiers, en el sitio de antiguos astilleros ahora en desuso. Las máquinas de la isla se encuentran en la encrucijada de los “mundos inventados” de Julio Verne , el universo mecánico de Leonardo da Vinci y la historia industrial de Nantes.

Grand Éléphant Les Machines de l'Île

Hicimos una larga cola para poder comprar la entrada. El precio de la entrada a la exposición cuesta 8.50€. Con ésta misma entrada te descuentan 1.60€ si te quieres subir al Carrousel des Mondes Marins. Pero si en vez de montarte en el carrousel solo quieres verlo, te soplan 6.30€. Buen negocio. El viaje en el Grand Éléphant cuestan otros 8.50€.

La exposición está bastante chula. Consiste en varias máquinas con formas de animales imitando sus movimientos donde te van contando varias historias sobre ellos. Las explicaciones son en francés pero en muchos sitios tienes códigos QR con los que te descargas una aplicación donde las dan también en varios idiomas incluido castellano. También tienes acceso a los talleres en los que exponen un vídeo explicativo de como se ha montado todo el tinglado. Está en francés pero subtitulado en inglés.

Les Machines de l'Île
Les Machines de l'Île

Al salir, nos acercamos al Carrousel des Mondes Marins pero como en el vídeo explicativo ponían muchas imágenes, pasamos de pagar los 6€ ya que no nos íbamos a subir.

De aquí nos fuimos dando un paseo por la ribera del río Loira hacia el hotel a hacer el check-in y descansar un poco.

El paseo por la ribera nos lo había recomendado la muchacha de la oficina de información pero la verdad es que no tiene nada reseñable.

El hotel sigue la misma línea de los ibis. La habitación algo pequeña, pero después de haber estado dos veces en las minúsculas habitaciones de los hoteles japoneses, no nos importa demasiado. Lo mejor es que tiene muy buenas vistas al Château des ducs de Bretagne y a la catedral.

Nantes
Vistas desde la habitación

Después del descanso volvemos a salir para dar un paseo. Paseamos por Les cours Saint-Pierre et Saint-André, que son dos boulevards que van por la parte trasera de la catedral y que las separa una plaza en la que se encuentra una columna homenaje a Luis XVI.

Nos llegamos a la cercana Eglise Saint Clément y volvimos sobre nuestros pasos. Pasamos por el canal del río Erdre, en el que proyectan un vídeo del careto de una chavala en el agua. Una tontería pero está curioso. Se llama Nymphéa.

Eglise Saint Clément
Eglise Saint Clément
Nymphéa Nantes
Nymphéa

De aquí nos fuimos hacia el casco antiguo a buscar algún sitio para cenar. Paseamos alrededor el castillo y fuimos siguiendo una de las líneas verdes turísticas. La línea nos llevó hasta la Place du Bouffay, en la que se encuentra una curiosa escultura de un tipo con un pie por fuera del pedestal con la que estuvimos un rato haciendo el tonto.

Place du Bouffay

Volvimos a seguir la línea verde hacia el centro y llego hasta la Église Sainte-Croix de Nantes en donde se metía en una galería comercial cerrada.

Seguimos paseando y cuando llegábamos por el ayuntamiento empezó a llover. Decidimos meternos en un sitio a cenar. Con las pintas que llevábamos nos metimos en un sitio muy fino y moderno llamado Le cochon qui fume. Comimos muy bien a pesar del sablazo y nos fuimos a descansar al hotel.

Le cochon qui fume
No salió muy bien la foto
Le cochon qui fume

9 de marzo

Último rato en Francia. Nos levantamos temprano y nos fuimos a la panadería del día anterior a comprar unos bocatas para comer en el avión y unos dulces. De vuelta al hotel lo hicimos paseando. Volvimos al castillo para disfrutarlo un ratito sin lluvia.

Château des ducs de Bretagne

Daba mucha pena irse porque hoy hacía sol y estaba el cielo completamente despejado. Volvimos al hotel, cogimos el coche y nos fuimos para el aeropuerto. A las 11.50 salía puntual el vuelo hacia Granada, donde llegábamos con unos 20 minutos de adelanto después de un vuelo tranquilo.

Encuentra las mejores actividades y tours en Nantes de la mano de Civitatis:

Balance Final

Un viaje de tres días muy intenso y bien aprovechado. Una vez más, Francia nos sorprende por sus paisajes, sus pueblos y su gente. La verdad es que mereció mucho la pena y seguro que no será la última vez que la visitemos.

Aquí dejamos un mapa con los puntos visitados en este viaje:

ENTRADA SIGUIENTE